Inicio Gerencia 7 pasos para ser un líder

7 pasos para ser un líder

3108
36
Compartir

[gdl_gallery title="GALLERY_TITLE" width="IMAGE_SRC" height="IMAGE_HEIGHT" ]
[mp3t play="Play" track="7 pasos para ser un lí[email protected]"]

 

Para ser un líder, aquello de que se nace con esa condición pues ciertamente tiene peso, pero también debes generar ciertos hábitos para lograr serlo con eficacia. A continuación le brindamos 7 pasos que le serán de gran ayuda:

1.     Afán de servicio.   Un excelente ejemplo de liderazgo, es el de un buen padre o una buena madre de familia volcados en crear belleza, salud y desarrollo a su alrededor. Su afán de servicio hace crecer a sus hijos. Si lo hacen bien, sus hijos llegarán más lejos que esa madre o ese padre líder.  Sólo sirve quien ama a los que sirve, esa es una regla para un líder.

2.     Dominio de las emociones. Para ser líder, además de decidir servir a los demás de acuerdo a tus principios es imprescindible que seas dueño o dueña de tus emociones. No se trata solo de dominar esos ataques de ira que sufres cuando las cosas no salen como tú quieres. Se trata de que utilizar claridad y sosiego para liderar. Las emociones influyen al 100% en la comunicación de lo que quieres conseguir de tu gente o de tus seguidores. La comunicación persuasiva se basa en el control de tus emociones.

3.     Construir y mantener metas muy ambiciosas. Desarrolla el hábito de una visión poderosa del mundo y de las personas. Hábito de ver las cosas buenas de los que te rodean. Admira su grandeza. Es todo un desafío para algunas personas ponerse objetivos y es un reto vital para todas las personas, líderes incluídos, mantener el esfuerzo de recorrer el camino para conseguir esos objetivos.

4.     Mostrar seguridad. Un líder transmite, especialmente con el lenguaje corporal, una indefinible sensación de seguridad a su gente. Tus seguidores sentirán una paz reconfortante que procede de tu seguridad. La seguridad tiene su fundamento en la autoconfianza, en la toma correcta de decisiones y en el autoconocimiento.

5.     Perseverancia. La firmeza de un líder se basa en elegir buenos objetivos, pensar en los medios necesarios y en persistir con fé hasta que esos objetivos se van cumpliendo. La perseverancia tiene como fruto la concentración o enfoque al resultado esperado. Te puede ayudar recordar, en las conversaciones de seguimiento del proyecto, las metas y misión de lo que se quiere conseguir. Mantén al menos una entrevista semanal con las personas clave.

6.     Escucha activa. Un líder nato está como conectado al entorno y captando señales que vienen de las personas. Como tú no eres líder nato querrás aprender esta habilidad. Es lo que llaman tener la mente abierta. Es tu trabajo asegurarte de que cada uno en el grupo está siendo escuchado. Escucha sus ideas y acepta sus críticas constructivas.

7.     Gestión del tiempo. Como líder del grupo, es importante que programes el tiempo con tu equipo de proyecto para establecer y examinar las metas a lograr. Un líder puede establecer el tono para su equipo. Un líder organizado ayuda a motivar a los miembros del equipo a ser organizados también.

 

 

36 Comentarios

Deja un comentario