Inicio Tecnología e Innovación La innovación requiere una actitud implacable, ¿sabes por qué?

La innovación requiere una actitud implacable, ¿sabes por qué?

1193
2
Compartir

En la actualidad vivimos en un mundo complejo, donde la tecnología, la globalización y otros factores marcan un ritmo de cambios acelerados. Estamos en una situación donde lo único que parece constante es el cambio. En este contexto, una actitud creativa e innovadora, capaz de diseñar e implementar nuevas soluciones, es necesaria para seguir avanzando con éxito.

¿Qué es la actitud innovadora?

Es un conjunto de valores, hábitos y actitudes que promueven procesos de cambio basados en el conocimiento, cuyo resultado genera valor económico y social.

La innovación requiere una actitud implacable, ¿sabes por qué?

Estudios indican que la innovación y el innovador han permitido detectar cuáles rasgos y competencias se producen de una forma sistemática en aquellas personas que han generado grandes y brillantes ideas o creaciones. Estas cualidades no tienen origen genético, sino que son principios de actuación que se pueden aprender de forma progresiva:

Voluntad de aprendizaje

Una persona con actitud innovadora necesita siempre nuevos conocimientos.

Orientación colaborativa

El innovador necesita demostrar sus ideas e intercambiar opiniones con los demás. Ya que uno nunca está seguro de que su idea sea perfecta y que no se pueda mejorar o complementar.

La acción en la toma de decisiones

Quien tenga una actitud innovadora está en un proceso constante de reflexión, aprendizaje y contraste de ideas. Tomar decisiones es una acción cotidiana.

Modelo de pensamiento

Estas personas cuentan con el denominado pensamiento lateral o divergente: un método de pensamiento que puede ser empleado como una técnica para la resolución de problemas de manera imaginativa.

Visión del presente

Las personas con actitud de innovación tienen como objetivo juntar las experiencias aprendidas del pasado y la situación del presente para crear la base que dé resultados productivos en el futuro.

El sentido del humor

Una actitud innovadora se caracteriza con rasgos personales positivos: optimismo, fe y valentía. Esto ayuda a estas personas a hacer frente a la presión y, además, a promover su carisma personal.

Fortaleza mental

En ambiente de cambio, los innovadores se enfrentan a las adversidades. Las analizan poniendo los medios y recursos para adaptarse a ellas. Por ello, adoptan decisiones con las que logran aprender y seguir adelante.

2 Comentarios

Deja un comentario