Inicio Que necesito 7 claves para arruinar tu entrevista de trabajo: qué no hacer

7 claves para arruinar tu entrevista de trabajo: qué no hacer

1081
1
Compartir
7 claves para arruinar tu entrevista de trabajo qué no hacer

Todos sabemos la enorme importancia que tiene una entrevista de trabajo. Muchos nos hemos encontrado en situaciones engorrosas o incómodas: no sabemos qué responder cuando nos preguntan sobre nuestras debilidades; no sabemos cómo recalcar nuestras fortalezas sin sonar engreídos; no hallamos siquiera una manera cómoda de sentarnos sin parecer nerviosos. En fin, un sinnúmero de cosas  nos pone los pelos de punta. Por eso, te dejaremos algunos detalles sobre lo que no te conviene hacer durante esta importante cita. Pero primero:

Toma en cuenta:

Lo peor que podemos hacer en una entrevista, es asistir sin preparación mental. Ir con la mente limpia, sin haber pensado en las posibilidades de la conversación, puede jugar en nuestra contra.

Te interesa: INFOGRAFÍA: Cosas que deberías saber antes de ir a una entrevista de trabajo

Ojo, no es primordial para tener éxito; pero, tener una idea sobre lo que vamos a decir, o no, y tener escenarios posibles mentalizados, puede manejar nuestras respuestas a nuestro favor.

¿Qué es lo que jamás debemos hacer?

1. Nunca hables mal sobre tu trabajo actual

Jamás y nunca. Hablar de manera negativa sobre la empresa en que trabajamos o sobre nuestro actual jefe, puede tomarse como una acción muy mal vista por la nueva empresa en la que deseamos trabajar. Trata de hacer las cosas siempre con una dirección positiva, y transmite esto a tus posibles contratistas.

2. Comer 

Claro que sí podemos hacerlo, pero en nuestras casas. No es de buena educación comer o beber cualquier tipo de alimentos o chucherías durante la entrevista (esta es bastante obvia).

3. Ser impuntual

Porque a quién le interesaría tener un empleado que llegue tarde todos los días.

7 claves para arruinar tu entrevista de trabajo qué no hacer1

4. Vestirte con tu peor ropa

Por favor, tratemos de evitar ropa desaliñada, o que cause mala impresión. Siempre debemos mantener como referencia para nuestra vestimenta, el puesto al que nos estamos postulando. Recuerda: dress to impress.

5. Hablar con groserías 

Hay que cuidarnos de andar diciendo vulgaridades; aún incluso si la persona que no entrevista las usa. No permitamos que nos incite a adoptar la misma conducta.

Debemos abstenernos de usar muletillas; especialmente en el espacio entre oraciones y palabras. Tenemos que usar un léxico adecuado, ni tan elevado ni tan coloquial. Así podremos mantener una conversación fluida y cómoda.

6. Ser evasivos

Cuando ofrecemos respuestas que no llenen todos los aspectos de una pregunta, el entrevistador comenzará a dudar de nosotros. Como consecuencia, comenzará a hacer preguntas mucho más elaboradas y complicadas de responder.

7. "Quiero trabajar aquí porque la paga es buena"

Ciertamente, el incentivo es un detalle que no deberíamos pasar por alto; pero no debe ser nuestro único interés. Las compañías tienen muchas otras cosas para ofrecer.

 

1 Comentario

Deja un comentario