Inicio Historias Zapatos Bloom, de pequeña empresa a éxito internacional

Zapatos Bloom, de pequeña empresa a éxito internacional

2551
2
Compartir

¿Por qué no abres una tienda de zapatos? Esa fue la pregunta que Enrique Blass le hizo a su esposa la franco chilena Stephanie Carter. Esta interrogante fue el punto de arranque de un sueño. No pasó mucho tiempo cuando Zapatos Bloom se hizo realidad.

La historia de zapatos  Bloom comenzó en 2008, cuando la chilena Stephanie Carter decidió tomarse más en serio su sueño y realizó un estudio de mercado donde se dio cuenta que en Chile hacían falta tiendas de zapatos. Lo que había en el mercado era demasiado tradicional, no existían propuestas salvajes o diferentes. Consideraba lo existente algo aburrido y decidió hacer un cambio.

La influencia francesa tuvo mucho que ver con la inspiración.  Stephanie pasó muchas de sus vacaciones en Francia y en varios lugares de Europa esto le permitió internacionalizar sus ideas, impregnarse de modelos distintos e innovadores.

Toda la inspiración la llevo a fundar una tienda de accesorios… que pronto gracias al impulso de su esposo, y el amor por la moda que su madre le dejó en la sangre, Stephanie se aventuró en convertir en una zapatería.

Bloom confecciona zapatos para mujer, que destacan por sus llamativos diseños y colores. Uno de los modelos más cotizados y establecidos son los creativos modelos de mocasín.

Pero no fue sencillo lograr el éxito, al inicio Stephanie se sentía frustrada porque siempre que le preguntaban de donde era el calzado Bloom y ella comentaba que es chilena, todos se notaban extrañados y no muy alegres.  Para ese momento el ”Hecho en Chile” no estaba de moda, pero todo estaba por cambiar.

Los materiales para confeccionar los creativos y únicos modelos Bloom son distintos, principalmente el cuero que es importado desde Italia y curtiembres artesanales de Colombia. Animal print, colores fuertes y también metálicos son parte de la oferta que trae Bloom. Carter va desde mocasines hasta tacones bajos y planos, donde destacan los tonos tierra.

Todos los modelos son hechos por ella misma. Stephanie estudio con mucho fervor para aprender a hacer zapatos, distinguir entre un buen y un mal cuero, cual es de mejor precio, entre tantas cosas más.

Para el momento el éxito de Bloom es sin precedentes, Stephanie ha logrado posicionar su marca en ferias internacionales y desfiles de moda, como en Paris.

La cercanía con sus clientas ha sido una de las claves para el rotundo éxito, Bloom pasó de vender 13 pares de zapatos al mes a casi 100. Desde 2008 a la fecha, su capital aumentó  35%.

¿Es acaso la motivación familiar una herramienta indispensable para impulsar los sueños de crecimiento de un emprendedor?

Información clave de nuestra historia:

Los primeros zapatos eran a menudo simples "bolsas de pie" de cuero para proteger a los pies de las piedras, los escombros y el frío

Para mayor información sobre su emprendimiento, síguelos en su Facebook e Instagram o ingresa en su página web http://www.zapatosbloom.cl/

 

2 Comentarios

Deja un comentario