Inicio Historias Slowwalk, el calzado vegano hecho con maíz

Slowwalk, el calzado vegano hecho con maíz

1205
0
Compartir

La firma Elche (Alicante, España), sacó al mercado una colección de calzado vegano; confeccionado a partir de la parte no comestible del maíz y que cuenta con certificados de materiales libres de componentes animales. Así nació Slowwalk

Slowwalk, el calzado vegano hecho con maíz

Juan Caparrós, había cursado algunos años de la carrera de biología, antes de dedicarse a la fabricación de calzado. Lo que lo llevó a tomar conciencia acerca de los problemas mundiales por la explotación masiva de recursos naturales; y a trabajar en ese proyecto.

Por ello, escogió como principal material de este calzado, un vegetal, el maíz, combinado con poliuretano sintético. Así, el material resultó ideal para zapatos o bolsos, con un bajo impacto al medio ambiente. Además, es elaborado de forma artesanal a través de un proceso de fabricación manual; reduciendo así el consumo energético y las emisiones de CO2.

Este nuevo material tiene el añadido de que el calzado es resistente al agua; a diferencia del cáñamo o el algodón, y puede utilizarse en cualquier país. El modelo diseñado incorpora una suela de goma de látex natural reciclado, obtenida a partir del caucho; que además de ser sostenible es confortable por su flexibilidad, capacidad amortiguadora de impactos y diseño anatómico.

¿Qué distingue a este calzado?

Las zapatillas cuentan con el certificado de protección animal 'Vegan Approved' de PETA y 'Animal Free' y están especialmente dirigidas "a la gente vegana que quiere un zapato actual, cómodo y respetuoso con el medio ambiente y los animales”. Sin embargo, han logrado cautivar también a quienes no son seguidores de esa filosofía, pero buscan un zapato cómodo y resistente.

Según su creador, el concepto de calzado vegano es muy atractivo en países como Alemania, Austria, Dinamarca o Noruega donde está más implantado. Sin embargo, slowwalk ha llevado, con éxito, sus colecciones a tiendas de Corea, Japón, Canadá, Israel o Estados Unidos.

Como próximos pasos, Slowwalk ya prepara la colección de verano con algodón cien por cien ecológico a partir de una nueva suela que se enrolla completamente sobre sí misma, mientras que el corte va cosido a mano a la suela, "como si fuera una alpargata de toda la vida". También ha apostado por primera vez por las sandalias veganas para mujer, con materiales reciclados y lonas, además de una colección con bordados, estampados y tintes naturales; dirigida a un público más joven y que quiere estar más a la moda.

La meta a futuro es fabricar un calzado cada vez más sostenible, y buscar nuevos materiales de origen vegetal que sean cómodos de trabajar, además de resistentes al agua y que permitan conseguir colores más neutros.

REDES

https://www.instagram.com/slowwalk_footwear/

@slowwalkco

https://www.facebook.com/slowwalk.footwear/

Deja un comentario