Inicio Historias Samuel Grajales, un empresario de 9 años de edad

Samuel Grajales, un empresario de 9 años de edad

122
0
Compartir

Desde temprana edad, el niño Samuel Grajales, nacido en Medellín (Colombia); demostró que su ritmo de aprendizaje era mucho más rápido que el de sus compañeros de escuela. Razón  por la cual, sus profesores les sugirieron a sus padres que lo inscribieran en una institución virtual; en la que pudiera aprender de forma autodidacta y a su propio ritmo. Decisión que brindó a Samuel el tiempo para investigar los temas que le apasionaban y hasta convertirse en emprendedor.

Samuel Grajales, el empresario de 9 años que cautivó a los tiburones de Shark Tank Colombia

En el año 2020, cuando se pusieron en marcha las medidas de aislamiento social para hacer frente a la Pandemia de la COVID; Samuel, con 8 años de edad, permanecía todo el tiempo en su casa; sin poder salir a jugar con sus amigos. Por lo que le planteó a su madre que quería iniciar un negocio para ganar su propio dinero.

Considerando que la pandemia había hecho que las personas se preocuparan más por el lavado de sus manos; Samuel decidió elaborar jabones artesanales. Con determinación, buscó en Internet tutoriales para fabricarlos y pidió ayuda a sus padres para conseguir los materiales que necesitaba.

Como ya estaba acostumbrado a aprender de forma autodidacta, no tuvo problemas para seguir los tutoriales y al cabo de pocos días ya había conseguido fabricar sus primeros jabones a base de glicerina 100% natural. Y para hacerlos más atractivos para el público infantil les puso dentro juguetes. Así lograba que su producto fuese más atractivo entre los niños y ayudaba a los padres a conseguir de sus hijos el lavado frecuente de manos.

Inicialmente comercializó su producto, Buki Burbujas, a través de redes sociales y entre familiares y amigos. Pero más tarde, tras aceptar una invitación del popular programa Shark Tank, y convencer a los cinco inversionistas a entrar en su proyecto procedió a gestionar las licencias necesarias para su empresa y subcontrató una fábrica para ampliar su capacidad de producción. También, invirtió en mejorar sus empaques y en moldes con sus propios diseños, impulsando fuertemente la empresa y llevándolo a recibir pedidos desde varias ciudades de Colombia y hasta de otros países.

¿Innovar y emprender pueden funcionar por separado?

POR CIERTO

A sus 9 años, y cursando quinto de primaria, Samuel trabaja con gran convicción en su empresa. En sus ratos libres participa en ferias de emprendimiento y asiste a colegios para compartir su experiencia e inspirar a otros niños. Como meta, se ha planteado estudiar ingeniería industrial para seguir desarrollando productos innovadores que hagan del mundo un lugar mejor.

Redes

https://www.instagram.com/buki_burbujas/

 

Deja un comentario