Inicio Historias Nuka, una foca de peluche contra la depresión

Nuka, una foca de peluche contra la depresión

2893
3
Compartir

Los problemas de depresión, tristeza y hasta la misma demencia necesitan tratarse entre muchas cosas, con amor y compañía, y el emprendedor, ingeniero e investigador japonés Takanori Shibata cree fielmente en esto, por esta razón le dio vida a Nuka, un robot con apariencia de foca bebé que ha logrado efectos muy positivos en pacientes de centros médicos

La foca bebé “Nuka” es increíblemente tierna, y por si fuera poco, al hablarle  voltea a mirar y al ser acariciada se torna cada vez más cariñosa. Esta actitud de ternura ha causado efectos muy positivos en terapias médicas para problemas como la ansiedad, la tristeza e incluso la demencia.

El reconocido experto mundial en robótica, Takanori Shibata trajo a la vida a este androide en forma de peluche de foca que ha logrado hacer un importante cambio gracias a su mayor atributo, el cariño.

La foquita “Nuka” es sumamente inteligente, no sólo atiende a quien le habla sino que también presta atención cuando accidentalmente se le cambia el nombre ya que cuenta con un sistema de inteligencia artificial. Su gran aporte es que ayuda a los pacientes o personas que lo tengan consigo, a reducir los niveles de ansiedad y tristeza.

A Catalina Hoffman, fundadora de Grupo Vitalia, donde atiende a ancianos en su país, España,  le ha sorprendido como Nuka permite una interrelación renovadora entre paciente y androide

"Cuando descubrí a Nuka, me di cuenta que no era solo acompañamiento, ¿por qué no lo podíamos traducir en una terapia rehabilitadora? Lo que nunca hace es justamente conseguir cosas que de otras maneras no conseguimos, te voy a poner un ejemplo, nosotros trabajamos con terapias animales de verdad, vivos, perros, tu tienes una persona con una depresión o una demencia que justamente u perro puede ladrar o reaccionar de una manera que tu no quieres y asusta, por tanto no consigue rehabilitar ni tener le contacto, claro, tu ves a Nuka, y no te asusta, todo lo contrario, ella sigue tu voz, es inteligente, luego vamos a ver como abre los ojos, como se mueve, en función donde toques a noque, en la cara, cuerpo o nuca, Nuka reacciona, abriendo los ojos, moviendo la cabeza, tiene sensores".

Pero no solo Nuka es buena para dar y transmitir cariño, también permite que la presión sanguínea y los efectos de la rehabilitación en personas con desórdenes cognitivos sea más efectivo, además de ser ideal para enfermos con cuidados paliativos y de niños en hospitales. Nuka logra también favorece la comunicación y las relaciones sociales.

Gracias a diez microchips y a sensores en su barriga y bigotes Nuka puede detectar cuando alguien la acaricia, de inmediato esta responde con un acercamiento para aumentar los niveles de cariño y así la interacción sea más real.

Además la foca Nuka posee un micrófono para escuchar las voces que se dirijan a ella. Por si fuera poco está diseñada para comprender idiomas distintos, aunque el español está aún en proceso.

¿Es posible que la tecnología logre romper barreras humanas, y un androide pueda sustituir o dar el cariño necesario para que una persona se sienta acompañada y logre mejorar su estado de salud?

Información clave de nuestra historia:

Un androide es un robot u organismo sintético antropomorfo que, además de imitar la apariencia humana, emula algunos aspectos de su conducta de manera autónoma. Es un término mencionado por primera vez por Alberto Magno en 1270 y popularizado por el autor francés Auguste Villiers en su novela de 1886 L'Ève future.

 

3 Comentarios

Deja un comentario