Inicio Historias Invenciones robóticas que salvan vidas

Invenciones robóticas que salvan vidas

1809
0
Compartir

[mp3t play="Play" track="[email protected]R.mp33"]

El 11 de marzo de 2011, un devastador terremoto de 9 grados Richter, sacudió el noreste de Japón y provocó un tsunami de hasta 40 metros, cobrando la vida de más 19 mil personas y destruyendo el hogar de 160 mil víctimas, que fueron evacuadas tras el accidente nuclear en Fukushima.

Para los rescatistas, el trabajo era de dimensiones enormes. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos y el trabajo de científicos especialistas, el equipo de rescate contó con el apoyo de pequeñas serpientes tecnológicas.

El Snakebot, singular robot con forma de serpiente desarrollado por OC Robotics, ayudó al gobierno japonés a conseguir sobrevivientes en medio de la tragedia. Este pequeño artefacto de casi tres centímetros de ancho y 793 cm de largo, es propulsado por cerdas de nylon  impulsadas por un motor.  El robot se mueve lentamente,  específicamente 5 cm por segundo; puede retorcerse alrededor de las esquinas,  pasar a través de pequeños orificios y subir grandes pendientes. En pocas palabras, es bastante escurridizo y ágil.

Aunque no puede rescatar a la gente por sí misma o proporcionar suministros, el Snakebot ayuda a los equipos de búsqueda y rescate a localizar a las víctimas a través de una cámara conectada en la punta de su armazón.

Así como existe un robot serpiente, los integrantes del Instituto de Física de la Universidad de Tuffs en Massachusetts, Estados Unidos, crearon a GoQbot, una oruga robot que se introduce en espacios pequeños para rastrear sobreviviente de desastres de forma más rápida que Snakebot, aproximadamente 300 rpm. Pero, qué tienen en común estos dos robots héroes?

Detrás de Snakebot y GoQbot se esconde la inteligencia y mirada juiciosa de un inventor que supo transformar las amenazas en una oportunidad, la necesidad en una respuesta ingeniosa y la pérdida en esperanza. Y con esta gran mente, se ven representados cientos de emprendedores que se dedicaron a reunir los recursos necesarios para transformar estos inventos en productos viables para su lanzamiento en el mercado.

Esta visión tan acertada del futuro y la preparación para posibles escenarios negativos, convierte a estos científicos en verdaderos emprendedores con batas blancas. ¿Qué separa y que une a los inventores de los emprendedores? ¿Son acaso el binomio que asegura el futuro?

 

Información clave de nuestra historia:

- Tsunami 2011: El pasado 11 de marzo de 2011, un terremoto de nueve grados escala Richter, el más potente que ha sufrido Japón, sacudió la tierra y provocó un devastador tsunami. El epicentro del terremoto fue a 130 km al este de Sendai, en el Océano Pacífico. Como consecuencia de este, se generaron alertas de tsunami en Japón, Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos, Taiwán, México, Ecuador y Chile, siendo Japón el país más afectado de todos, con olas de aproximadamente 20 metros de altura. Se estima que murieron alrededor de 15.000 personas, 3.300 desaparecieron y 6.000 resultaron heridas. Los efectos del agua alcanzaron la central nuclear de Fukushima 1, provocando la falla de los sistemas de refrigeración de los reactores y por consiguiente, un desastre nuclear, el más grave desde Chernóbil.

 

- Marblar: es una plataforma online que busca ayudar a las universidades a comercializar nuevos inventos y reactivar patentes abandonadas.  Marblar, cofundada por cuatro estudiantes del Reino Unido, pide a los usuarios que planteen problemas que podrían resolverse con una tecnología dada, ya existente. http://beta.marblar.com/

Deja un comentario