Inicio Como saber 9 motivos por los que renuncian los buenos colaboradores

9 motivos por los que renuncian los buenos colaboradores

2253
2
Compartir
9 motivos por los que renuncian los buenos colaboradores

Conseguir un colaborador honesto, responsable, con liderazgo y comprometido con la organización no es una tarea sencilla.  

Contar con personas con perfiles como ese es lo mejor para un equipo de trabajo porque permite la compenetración, las buenas prácticas y el apoyo entre los colaboradores. Pero, ¿te ha pasado que varios de estos empleados han renunciado?

Quizás hay cosas que están sucediendo y no te das cuenta por lo que hoy te decimos los 9 motivos por los que renuncian los buenos colaboradores.

Exceso de trabajo

Cuando el colaborador es responsable y cumplido con sus obligaciones solemos cargarlo de trabajo, sin darnos cuenta que hasta para él es excesivo. Quizás, por un período de tiempo, logre cumplir con todas sus asignaciones pero llegará un momento que no podrá continuar y su opción será renunciar. Sobre todo si la cantidad de trabajo aumenta pero el salario sigue siendo el mismo, porque no se sentirá valorado.

Falta de reconocimiento

A todos nos gusta ser reconocidos y valorados por nuestros esfuerzos. Es importante que el líder del equipo se encargue de reconocer y hasta premiar los esfuerzos y buenas prácticas de los colaboradores que logran los objetivos trazados. De lo contrario, el empleado irá a buscar el reconocimiento en otra empresa que si lo valore.

Malas relaciones

Una de las razones principales de las renuncias de los empleados es la mala relación o poca relación que tienen los colaboradores con sus jefes. Es indispensable una relación cercana, de confianza y respeto, para que el colaborador se sienta a gusto en su puesto de trabajo y con su entorno.

No cumplen con su palabra

Si cumples lo que prometes, tendrás buena reputación entre tu equipo de trabajo. Mientras que si mientes y no cumples con lo prometido, no tendrás credibilidad y es muy probable que los colaboradores busquen otros caminos.

Promociones equivocadas

Promover a un empleado debe ser el resultado de la constancia, trabajo y liderazgo que demuestre. No por amiguismos. En este caso, la meritocracia es lo mejor. Si promueves a la persona equivocada, esto puede ocasionar la pérdida de personas más talentosas y preparadas para el cargo.

Cortar sus alas

Los buenos empleados suelen ser muy entusiastas y soñadores por lo que es importante brindar oportunidades para que cumplan sus sueño y alcancen sus metas, de lo contrario buscarán otros sitios donde puedan hacerlo.

No desarrollar las habilidades del equipo

Muchos jefes no reconocen el valor de sus empleados y al no hacerlo, desaprovechan la oportunidad para que desarrollen sus habilidades. Esto es elemental para un ambiente de trabajo correcto.

No impulsar la creatividad

Si limitas a tus empleados a lo que ya está, sin oportunidad de mejorarlo ni de innovar, estarás limitando sus opciones y por ende, preferirán buscar un lugar donde la creatividad y la innovación sean valoradas.

Sin desafíos

Todo buen colaborador le gustan los desafíos y los retos. Si los mantienes en un ambiente controlado y sin posibilidad de hacer cosas nuevas o resolver situaciones, se aburrirán y buscarán opciones donde sí puedan hacerlo.

Fuente: Alto Nivel

 

2 Comentarios

Deja un comentario