Inicio Blog Lava Mae, duchas portátiles para los indigentes

Lava Mae, duchas portátiles para los indigentes

1895
0
Compartir

De todas las indignidades que debe soportar una persona sin hogar, una de las peores es el tener que vivir entre la suciedad de las calles sin la posibilidad de poder limpiarse en una ducha. Esta es la realidad a la que se enfrentan miles de personas en las grandes ciudades, en especial en San Francisco, donde la residente Doniece Sandoval tuvo un encuentro con una joven sin hogar que le cambió la manera de ver la situación.

Sandoval encontró a la joven llorando y repitiéndose a sí misma que nunca volvería a estar limpia, en ese momento, Doniece supo que debía hacer algo al respecto. Comenzó investigando acerca de las posibles oportunidades que estaban al alcance de los desamparados de San Francisco para recibir una ducha, y los resultados no fueron muy bonitos. Las tres mil personas sin hogar de la ciudad deben compartir un aproximado de 16 duchas, donde sólo una de las instalaciones con duchas no está localizada en el centro de la ciudad.

En otras palabras, las personas sin hogar deben viajar al centro de la ciudad para hacer una increíble cola para darse una ducha, cabe acotar que los medios de transporte de la ciudad no son baratos, y mucho menos gratis. Ya con los resultados en sus manos, Sandoval decidió que las personas no debían ir a las duchas, si no las duchas a ellas.

Básicamente, Sandoval propone la construcción de varios autobuses especializados que cuenten con dos duchas privadas para ofrecer limpieza y privacidad a sus usuarios. Para la sorpresa de Sandoval, ella no es la primera que ideó algo como esto, de hecho, cerca de una docena de ciudades alrededor de los Estados Unidos han propuesto proyectos de duchas móviles para los desamparados, incluyendo Los Ángeles, Seattle y Portland.

Luego de hablar con varios organizadores de los proyectos en otras comunidades, llegó a la conclusión de que todos estos trabajos significaban mucho más de lo que pensaba para las personas sin hogar. Los testimonios de los desamparados eran casi siempre los mismos, luego de usar la ducha se sentían humanos otra vez después de mucho tiempo.

Sandoval llamo al proyecto Lava Mae, el cual es un juego de palabras en español (Lávame), y está recibiendo el apoyo de varias organizaciones locales sin fines de lucro y de la ciudad de San Francisco, que ofreció cuatro autobuses municipales para los prototipos. El primer prototipo cobrará vida a finales de Octubre y, para recaudar más fondos, Sandoval publicó el proyecto en Indiegogo para añadir las duchas, el drenaje y la iluminación a los vehículos.El primer autobús debería costar cerca de los $75.000 dólares, pero luego de que tengan el primer diseño listo, el costo debería verse reducido.

Sandoval también espera reclutar varios conductores voluntarios para trasladar los autobuses, quienes los llevarían a una localización específica proveída por las organizaciones aliadas, dejarlo allí por ocho horas y luego regresarlos a su puesto al final del día. El bus tiene las duchas localizadas en ambos extremos, de tal forma que la agresión sexual hacia las mujeres que las utilicen serán muy poco probables, de igual manera, los voluntarios se asegurarán que sólo las familias puedan entrar juntas a las ducha. Una solución sencilla y humanitaria a los problemas de nuestra sociedad.

 

(Información extraída de: http://www.fastcoexist.com/3016404/fund-this/these-mobile-showers-to-offer-the-homeless-the-diginity-of-cleanliness)

Deja un comentario