Inicio Historias Recuperar los plásticos. Una solución a la pobreza

Recuperar los plásticos. Una solución a la pobreza

84
0
Compartir

En Costa de Marfil, África occidental; numerosas mujeres se ganan la vida recogiendo desechos plásticos de las calles de su ciudad para reciclarlos. Ahora, gracias a un convenio entre la UNICEF y la fábrica colombiana Conceptos Plásticos ; además de mejorar sus ingresos, verán que con el material que diariamente recogen se podrá fabricar los ladrillos necesarios para construir más de 528 aulas para acoger a más de 26.400 alumnos.

Recuperar los plásticos. Una solución a la pobreza y a la falta de educación

Cortesía de The New York TimesUna de las mayores dificultades a las que se enfrentan los niños en edad escolar, de Costa de Marfil; es la falta de clases. Bien sea porque no hay suficientes escuelas, o porque las que hay están tan masificadas; que el aprendizaje se convierte en una experiencia difícil y desagradable. Agravando así, la difícil situación socio económica de los habitantes de la región; quienes en su mayoría viven en zonas marginales y rodeados de desechos.

Tal es el caso de Abiyán, capital de Costa de Marfil, donde se producen más de 280 toneladas de residuos plásticos cada día; y sólo se recicla alrededor del 5%, mientras el resto acaba en vertederos de comunidades de bajos ingresos. Con la consecuencia de que la mala gestión de los residuos plásticos agrava las dificultades de higiene y saneamiento ya existentes y genera criaderos de mosquitos transmisores de enfermedades como la malaria; una de las principales causas de muertes infantiles en el país.

Cortesía de Europa PressBuscando una solución, UNICEF y la empresa social colombiana Conceptos Plásticos, se aliaron para convertir residuos plásticos en ladrillos no inflamables; fáciles de montar, duraderos y de bajo costo, que se utilizarán para construir las clases que tanto necesitan Costa de Marfil. Una idea, con triple potencial, pues además de más aulas para los niños; habrá menos residuos plásticos en el medio ambiente y aumentarán las vías de ingresos adicionales para las familias más vulnerables.

 ¿Qué otro tipo de instalaciones podrían construirse con este material en los países en vías de desarrollo?

POR CIERTO

Los ladrillos, hechos 100% de plástico, son un 40% más baratos, un 20% más ligeros y duran cientos de años más que los materiales convencionales de construcción. Además, son resistentes al agua, tienen buen aislamiento y están diseñados para aguantar vientos fuertes y permanecer frescos aún en épocas de calor.

Deja un comentario