Inicio Historias My Little Van Gogh, laboratorio creativo

My Little Van Gogh, laboratorio creativo

285
0
Compartir

Pensando en su propia hija y en la necesidad de darle un espacio donde con libertad pudiera expresarse; la venezolana Rhada Ovalles llevó a Barcelona, España, el Laboratorio Creativo, My Little Van Gogh. Un taller inspirado en la filosofía educativa Reggio Emilia, en la que los niños aprenden experimentando; y que ya contaba con una sede en Ámsterdam, Utrecht y Toulouse.

My Little Van Gogh, un espacio abierto al aprendizaje y a la creatividad

My Little van Gogh es un laboratorio creativo, que ofrece diversos talleres, en los que se combina el arte y la creatividad, con el descubrimiento y buenos momentos en familia. Un laboratorio de aprendizaje y autoexpresión, que nació en Amsterdam el 2015, enfocado en el desarrollo creativo de los niños, permitiéndoles expresarse, experimentar, crear y divertirse, que fomenta la libre expresión y exploración con diferentes materiales y desafíos a través del arte. Una oportunidad para que los niños puedan experimentar y explorar con libertad fortaleciendo su creatividad.

A manera de un club de arte, My Little van Gogh ofrece talleres [email protected], actividades extra-escolares y casuales, desde los 18 meses hasta los 9 años y un servicio perfectamente diseñado para celebraciones de cumpleaños.

Los talleres cuentan con una serie de estaciones: Arte Cooperativo, Modelaje, Sensorial y Proyecto, donde bajo la premisa de ‘explorar, crear y ensuciarse’, las actividades programadas potencian la creatividad en los niños y fortalecen la confianza en sí mismos, mientras se divierten.

El programa, cuidadosamente diseñado, entiende que el propósito de la educación relacionada con la creatividad y la expresión plástica no es producir artistas, sino empoderar a los niños para expresarse libremente, entrenarlos a pensar fuera de la caja, desarrollar su pensamiento crítico y habilidades para resolver problemas mientras aprenden nuevas formas de pintar, modelar, construir, descubren materiales inusuales y herramientas, transforman objetos, descubren el lado artístico de la ciencia y la tecnología, y lo más importante, traen a la vida sus propias ideas.

¿Cómo promover la implementación de este tipo de talleres, en contextos educativos más tradicionales?

POR CIERTO

My Little van Gogh también ofrece un servicio perfectamente diseñado para celebraciones de cumpleaños. Así el Atelier se transforma en el espacio único para tener una fiesta creativa, colorida y súper divertida.

REDES

https://www.facebook.com/mylittlevangoghbarcelona/

Deja un comentario