Inicio Que es Sustitutos de ingredientes en recetas reposteras

Sustitutos de ingredientes en recetas reposteras

145
0
Compartir

En el mundo de la repostería son muchas las recetas que se pueden preparar con múltiples ingredientes. Desde bizcochos, cupcakes, galletas y tortas; todos muy agradables al paladar,  pero nutricionalmente deficientes, ya que pueden contener altas cantidades de harinas, azúcar, colorantes artificiales y conservantes.

Además, de las razones antes expuestas, en ocasiones nos vemos en la necesidad de reemplazar algún ingrediente de nuestra receta, por cuatro motivos más: escasez del producto en nuestra despensa y en el mercado; intolerancia; deseos de innovar; dar salida a ciertos alimentos que están a punto de perder vigencia.

El día de hoy traemos algunos sustitutos de ingredientes, para que innoves en tus recetas:

  • Harina:

Se puede sustituir por frijoles negros. Así, podrás reducir calorías y añadir fibras; consiste en sustituir una taza de harina por una de puré de frijoles. Es ideal para brownies y galletas.

  • Azúcar:

Puede ser reemplazada por puré de manzana. De esa forma, sólo requerirás emplear la mitad del azúcar que la receta te indica y añadir un tercio de puré. Funciona de maravilla en pasteles, bollería y recetas con frutas.

  • Mantequilla:

Puede sustituirse por aguacate o plátano.

Con el primero, se evitan calorías y se añaden vitaminas. Sólo se requiere reemplazar la cantidad de mantequilla por la misma cantidad de aguacate.

El plátano actúa de la misma manera y aporta una buena y sabrosa textura.

  • Nata:

La leche evaporada es maravillosa para reemplazar la nata, se reducen las grasas. Esto es más favorable aún, si loa nata tiene origen vegetal y no lácteo.

  • Chispas de chocolate:

Las chispas de chocolate contienen mayor contenido graso que el cacao puro. Puedes reemplazarlas cortando a éste en trozos muy pequeños o rallándolo.

  • Aceite por yogurt:

Para nadie son desconocidos los beneficios del yogurt para la salud. No sólo por su bajo contenido de grasa sino, además, por su aporte de probióticos. Reemplazar con él, la grasa que muchas recetas exigen, en forma de aceite, es muy sencillo. Sólo, utiliza ¾ de taza de yogurt por cada taza de aceite que no incorpores.

 

Deja un comentario