Inicio Mercadeo y Promoción Emprendedores sociales y Empresas socialmente responsables, juntos por un futuro mejor

Emprendedores sociales y Empresas socialmente responsables, juntos por un futuro mejor

3109
13
Compartir

Con el crecimiento y la expansión de la sociedad, han surgido distinto problemas sociales, económicos y ambientales críticos para la organización mundial. Afortunadamente, este mismo crecimiento ha formado personas con la capacidad de hacerle frente a estos problemas, solventarlos y retribuir a las comunidades dándoles las herramientas para prevenirlos en un futuro.

A este grupo de personas los denominamos emprendedores sociales, empresarios preocupados por el futuro y enfocados en el trabajo constante para obtener beneficios sociales. Estas personas buscan soluciones y respuestas a las distintas necesidades de las comunidades menos favorecidas, como salud pública, analfabetismo y medio ambiente, vivienda.

Pero, cómo un emprendedor común puede convertirse en un emprendedor social? David Bornstein y Susan Davis, autores del libro “Emprendedores Sociales”, sugieren que todas las personas tienen el potencial de transformar instituciones para proponer soluciones para la sociedad. Sólo se debe estar dispuesto a superar la apatía, luchar contra la incomprensión y no dejar que la incredulidad de otros afecten en desarrollo del proyecto.

Como todos los emprendedores, los creadores de proyectos sociales destacan por su capacidad innovadora, orientación al logro, inteligencia, tolerancia a la ambigüedad y baja aversión al riesgo. Esta nueva generación cuenta con la capacidad y disposición para aplicar las herramientas empresariales para mejorar el planeta con acciones sociales.

Para los empresarios, el emprendimiento social trae consigo distintas oportunidades y beneficios. Esta filosofía de trabajo crea rutas de acceso a grandes mercados que han sido subatendidos por las empresas tradicionales, proyectan una buena imagen, desafían la idea de que las empresas se dedican únicamente a ganar dinero y transforman los negocios al ayudar con acciones sociales.

Esta nueva dimensión social de las empresas puede ser vista como un valor agregado, una propuesta de valor que busca solucionar las necesidades de los segmentos marginados de la sociedad. Con estas acciones, la empresa es percibida de una forma más humana por sus clientes, destacándola entre sus competidores.

El gran problema de los emprendimientos sociales es la falta de fondos para llevar a cabo los proyectos. Al buscar el beneficio social por encima de todas las cosas, es necesario que los emprendedores sociales cuenten con beneficiarios que los apoyen económicamente desde su etapa de lanzamiento. Es allí donde aparece una excelente oportunidad de trabajo social para las empresas; no sólo estarían apoyando una causa social, si no que también servirían de motor impulsor para el crecimiento de nuevos empresarios.

 

(Información extraída de: http://elempresario.mx/actualidad/ser-empresa-social-plus)

13 Comentarios

Deja un comentario