Inicio Los Indispensables Técnicas indispensables para empezar a meditar y concentrarte

Técnicas indispensables para empezar a meditar y concentrarte

637
0
Compartir

Meditar es una actividad que nos ayuda a apartar la mente del ajetreo diario y a recuperar la capacidad de estar enfocados.

Mantener un estado sereno, con la mente enfocada, es una tarea difícil con el estrés del día a día. Además, no es raro que nuestra mente esté dispersa y nos cueste trabajo concentrarnos.

¿Cómo conseguir enfocarnos en medio del caos?

Para esto, la meditación es una excelente herramienta. Es perfecta para apartar la mente de todas las tareas pendientes y recuperar la capacidad de estar atentos a lo verdaderamente importante.

Para meditar, es necesario que encuentres un espacio cómodo y silencioso. Lo ideal es sentarte con las piernas cruzadas y la espalda recta. Debes respirar profundo e intentar calmarte. Por tu mente pasaran mil y un pensamientos, pero no debes engancharte con ninguno.

Ahora, puedes poner en práctica alguna de las siguientes técnicas de meditación:

Tu respiración

Técnicas indispensables para empezar a meditar y concentrarte

Una de las técnicas más básicas para poder meditar consiste en dirigir toda tu atención hacia la respiración. Busca calmarla. Inhala y exhala suavemente. Concéntrate en la sensación que produce el aire al entrar y salir de tu nariz. Así como en la forma en la que se infla y desinfla tu pecho. Además, debes concentrarte en la duración de cada respiración.

La técnica del espejo

Técnicas indispensables para empezar a meditar y concentrarte

Siéntate con la espalda recta. Coloca tus manos sobre tus rodillas, cierra los ojos e imagínate sentado frente a ti, como si te estuvieras viendo en un espejo. Trata de reproducir con tu mente cada detalle de tu aspecto físico. Tu cabello, tus facciones, tu vestimenta, tu expresión, la manera en la que estás sentado, entre otros aspectos. Entonces, visualízate desde todas las perspectivas: desde arriba, desde abajo, derecha, izquierda y cuántas quieras imaginar.

Vela parpadeante

Cierra tus ojos y respira de manera lenta y fluida. Luego, imagina todo oscuro, y frente a ti, una vela. Mira cómo la llama parpadea, siendo a veces más tenue y a veces más intensa. Concentra toda tu atención en su luz y deja que te transmita su serenidad.

Con estas técnicas te aseguramos que te sentirás mucho más tranquilo al terminar. ¿Conoces alguna otra técnica para meditar?

Deja un comentario