Inicio Los Indispensables Pintar con los más pequeños: ¡nunca había sido tan divertido!

Pintar con los más pequeños: ¡nunca había sido tan divertido!

29
0
Compartir

Al pintar con ellos, estarás fortaleciendo el lazo familiar de la manera más divertida

Aprovechar los momentos que tengas a solas con tus hijos es muy importante para que mejores tu relación con ellos. Existen millones de actividades divertidas que pueden realizar juntos en casa. Una de las favoritas de los pequeños es pintar, por eso te damos varias técnicas para pintar con acuarelas.

Pintura mágica. Es una forma muy sencilla de pintar. Consiste en utilizar una hoja gruesa de papel y dibujar lo que tú quieras con cera blanca o con un trozo de vela. Luego, se debe cubrir toda la superficie de la hoja con acuarelas muy oscuras. Sorprendentemente, lo que dibujó tu hijo al inicio, que era casi invisible, aparecerá por arte de magia frente a sus ojos. ¡Quedará asombrado!

Mientras más se ensucien al pintar, ¡más se divierten!Estampar.  Esta técnica le permitirá a tu pequeño hacer cualquier figura en forma de sello. Puedes realizarlo con una esponja, una papa cortada por la mitad, o inclusive las mismas manitos del niño. La estampa se puede hacer de forma cuadrada, circular, o de lo que se desee. La mejor pintura para este caso es el pinta dedo.

Fomentar la creatividad de los niños es una de nuestras tareas como padres

Pintar con un pitillo. Diluyendo la pintura en agua, lograrás que la actividad sea más divertida y desastrosa para los niños.  Funciona de esta forma: dejando caer una gota de la pintura diluida en un folio, y con la ayuda del pitillo.

El pequeño podrá desplazar la misma mientras la sopla; haciendo figuras extrañas y graciosas. Si se emplean varios colores el trabajo quedará mucho mejor y le permitirá a tu hijo crear obras un poco más complejas.

Hay muchos elementos extra que pueden ser utilizados al pintar

Por pulverización. ¡Aprovecha esos instrumentos caseros que ya están muy viejos para utilizarlos! En esta técnica vas a necesitar un cepillo de dientes que ya no uses, ya que te ayudará a proyectar pequeñas cantidades de pintura de una forma moderada.

Es una manera muy divertida de complementar un dibujo que ya esté listo o para hacer un fondo especial o con sensación de textura.

¡Recuerda que no importa cuál sea la actividad que realices con tus hijos, siempre y cuando pasen un momento agradable y comportan como familia!

Deja un comentario