Inicio Historias Un ingeniero zuliano se convierte en maestro quesero

Un ingeniero zuliano se convierte en maestro quesero

126
0
Compartir

Dietrich Truchsess, es un ingeniero civil, nacido en Maracaibo, quien, a sus 50 años, decidió emigrar a Nueva Zelanda, en busca de nuevas oportunidades para él y su familia. La nostalgia por la comida venezolana lo hizo incursionar en la elaboración de queso blanco, a manera de hobby; sin imaginar siquiera, que esto se convertiría en una excelente fuente de ingresos y en un reconocimiento de la New Zealand Champion of Cheese awards.

Dietrich Truchsess, un ingeniero zuliano que se convirtió en maestro quesero

Diectrich Truchsess nació en Maracaibo, Estado Zulia, en una familia de clase media, de ascendencia alemana. Durante su infancia, con frecuencia, visitaba la finca de un tío, donde tuvo su primer contacto con el ordeño de vacas y la manipulación de la cuajada, el queso de mano, etc. Sin embargo, sus intereses vocacionales lo llevaron a convertirse en ingeniero civil y a trabajar, por 25 años, como contratista de los sectores públicos y privados.

A sus 50 años, preocupado por el deterioro de la calidad de vida de su familia, decidió emigrar a Nueva Zelanda. Allí, decidió reinventarse; aprendiendo internet marketing, social media, desarrollo de páginas web y, además; estudió un diplomado en negocios.

¿Cómo se inicia el emprendimiento?

Aunque nunca había elaborado quesos, extrañando el delicioso sabor del queso zuliano y buscando maneras de economizar en gastos; se atrevió a comprar un kit para elaborarlos. Acudió a internet para buscar tutoriales al respecto y para ubicar lugares donde pudiera adquirir la leche ideal para su fabricación.
Así, fabricó su primer queso; un delicioso queso blanco duro; que emocionó a toda su familia; pues al cortarlo y probarlo descubrieron, que su textura y sabor, eran idénticos al tan añorado queso zuliano. Lleno de orgullo, publicó su experiencia en Facebook y de inmediato, comenzó a recibir solicitudes de diferentes partes del mundo para que les vendiera el queso, sin importar el precio.

Consciente de que resultaba muy difícil hacer llegar su producto a tantas personas, en latitudes distintas; se le ocurrió enseñar a la gente a hacer sus propios quesos en casa. Por ello, estudió, leyó, investigó y probó muchas recetas hasta lograr cuantificarlas. Así, llegó a contar con la información y experiencia suficiente que le permitieron escribir su libro: “Quesos venezolanos y colombianos hechos en casa”.

Éxitos como productor de quesos

Dietrich está tan confiado en su método y libro, que promete que, si una persona no aprende a hacer queso con él, le devolverá el dinero. Su éxito ha sido tan grande que no sólo nadie ha reclamado la devolución del dinero, sino que su libro ha llegado hasta Omán y África. Además, ha creado y desarrollado su propia marca: “Dr. Quesero”.
Este emprendedor maracucho, aunque continúa desempeñándose como ingeniero civil; acaba de terminar una maestría en la New Zealand Cheese School y está punto de graduarse como “Cheese Master”.

Con el aval de pertenecer a la asociación de queseros NZ Specialty Cheese Association y de haber recibido, recientemente, de parte de New Zealand Champion of Cheese awards; la medalla de plata, en la categoría de homecraft & cheesemaker, con el queso de mano telita; Dietrich dicta talleres presenciales y a distancia para quienes deseen incursionar en la manufactura de quesos artesanales.

Sus planes de crecimiento no cesan. Está iniciando la permisología para montar una fábrica de quesos y, además, está desarrollando un modelo de negocios, tipo franquicia, llamado “Compact Dairy Factories”. Por si fuera poco, piensa desarrollar una escuela virtual para enseñar a fabricar cualquier tipo de producto lácteo; con certificación avalada por la New Zealand Qualification Authority; organismo regulador de la educación en NZ.

 

REDES:

https://www.facebook.com/DoctorQuesero/
https://www.instagram.com/doctorquesero/
https://twitter.com/DoctorQuesero

Deja un comentario