Inicio Historias Yeisson Rivero, motivo de orgullo para los venezolanos

Yeisson Rivero, motivo de orgullo para los venezolanos

142
0
Compartir
Cortesía de: noricias.com.ve

Yeisson Rivero es un joven médico venezolano, egresado de la Universidad de Oriente; que llegó a Perú, país natal de su padre, en febrero de este año. Allí, realizó diferentes trabajos para poder ahorrar y presentar el Examen de Suficiencia Profesional del Colegio de Médico; sin imaginarse que obtendría el mejor puntaje entre más de 680 médicos que participaron.

Yeisson Rivero, motivo de orgullo para los venezolanos

Cortesía: elpitazo.netAntes de graduarse, Yeisson, como muchos jóvenes venezolanos, había decidido que al culminar sus estudios dejaría el país; y había escogido a Perú como destino, por tener allí familiares de su padre. Por eso, al recibir en diciembre de 2018 su título de médico, de la Universidad de Oriente; comenzó de inmediato los trámites para apostillar y preparar todos los documentos que requería. Al mismo tiempo, para adquirir más experiencia, asumió todas las guardias que le fue posible en el hospital Luis Ortega de Porlamar, estado Nueva Esparta, y en una clínica privada y trabajó también como médico en ambulancias.

Finalmente, el 11 de febrero recibió su título apostillado, compró su pasaje y se fue. Al llegar a Perú, consiguió trabajo haciendo dibujos en el piso, para dinámicas de niños en varios colegios. Allí también, trabajó como albañil y carpintero, pegando ventanas, arreglando pupitres y frisando paredes. Así ahorró dinero para cubrir el costo del examen y, una vez aprobado éste, cancelar otros trámites y obtener el permiso para poder trabajar en su profesión.

El examen que puede cambiar su vida

El 25 de agosto presentó el Examen Nacional de Medicina, requisito indispensable para poder colegiarse. Estaba seguro de que le había ido muy bien, pero no se imaginó que él y un colega peruano obtendrían el mayor puntaje y ocuparían el primer lugar. La noticia le llegó a través de otro médico venezolano, Ricardo Castro, quien junto también a otro médico peruano, ocupó el segundo lugar en la prueba.

Ahora, se dispone a optar para trabajar como médico del sector público y a prestar el Servicio Urbano y Rural Marginal de Salud), requisito similar a la pasantía rural en Venezuela, con la intención de adquirir más conocimientos y hacer luego su posgrado en cirugía toráxica.

Y aunque no sabe cuándo, lo que sí tiene seguro es que en lo que las circunstancias se lo permitan, regresará a Venezuela para trabajar en la construcción del país.

REDES

@yeissonrmj

 

Deja un comentario