Inicio Historias Venezuela Emprendedora, crowdfunding por una causa

Venezuela Emprendedora, crowdfunding por una causa

1238
4
Compartir
Venezuela Emprendedora, crowdfunding por una causa

El venezolano Sebastián Cova, hizo un espectacular documental en Venezuela, en momentos donde la crisis reina. Él es un politólogo, profesor de la UCAB y amante del cine. Con sus pasiones y el tema del emprendimiento en Venezuela, se vio motivado a hacer algo diferente. Así surge la idea de Venezuela Emprendedora, un proyecto que se llevó a cabo con la ayuda del crowdfunding, como una causa importante para emprendedores venezolanos.

Inspirado en el emprendimiento venezolano...

A Cova, lo motivó el ver cómo actualmente, en la dura Venezuela que trata de surgir, un montón de emprendedores han decidido sacar adelante sus marcas; y no solo eso, sino que les está yendo muy bien, y han alcanzado el éxito propuesto.

Inspirado en esto, decidió que era importante mostrar la historia de cómo lo han logrado; además de, cómo se les puede ayudar. Se le ocurrió entonces unir su gran pasión por el cine, a sus ansias de mostrar estas motivantes historias. Y todo esto, bajo el estatus de una causa importantísima.

¿Un proyecto logrado gracias al crowdfunding?

Consciente de la importancia de dar a conocer estas brillantes historias, Sebastián se dio a la tarea de averiguar precios para poder sacar el emprendimiento adelante. Pero, la actual situación, arrojó montos tan elevados, que él por su cuenta no podía costear.

De inmediato pensó en una opción viable y de fama mundial: el crowdfunding o micromecenazgo.

La campaña

Sebastián creó pronto una campaña para Venezuela Emprendedora, en la popular plataforma Indiegogo. Ahí, explicaba el monto necesario por concepto de Alquiler de equipos, Honorarios del personal técnico, Gastos de producción y Postproducción y paquete gráfico. El monto total que necesitaba costear, era de 2000$; ésto, con tan solo dos meses de tiempo para recolectar la suma.

Entonces, estableció la campaña en diferentes montos de contribución, buscando ajustarse a las posibilidades de los patrocinadores: $5, $10, $25, $50, $100 y $250. Dependiendo del monto con que colaborara el patrocinante, tendría ciertos privilegios.

Pero la ayuda no fue solo económica. También se le pudo ayudar promoviendo la iniciativa por las redes sociales; y así, se dio a conocer a cada vez más personas, el sueño de mostrar la historia de emprendedores que, como él, trabajan por hacer país.

El resultado

Sebastián tenía mucha fe en la campaña, y para su sorpresa... no sólo alcanzó el objetivo, lo superó con un 125% de recaudación. Con este primer logro, Sebastián pudo comenzar a trabajar en lo que hasta hace poco, parecía un sueño. Y ahora, quedará esperar el estreno de su documental Venezuela Emprendedora. Una prueba más de que, cuando se quiere, se puede.

4 Comentarios

Deja un comentario