Inicio Historias UpCycle. Transformando desechos textiles en tapabocas

UpCycle. Transformando desechos textiles en tapabocas

217
0
Compartir
Miami, USA 2018

Ante el déficit de mascarillas, a nivel mundial han surgido hermosas iniciativas de personas comprometidas a satisfacer la demanda de estos productos; especialmente requeridos por quienes prestan atención médica a pacientes contagiados de Covid19. Hoy conoceremos la iniciativa de The Upcycle Foundation, liderada por la venezolana Gabriella Smith.

UpCycle Foundation, la ONG que transforma desechos textiles en materia prima valiosa para la confección de tapabocas

Hace tres años, la venezolana Gabriella Smith, creó The UpCycle Project. Una plataforma que, a través de talleres educativos, exposiciones, desfiles de moda, concursos y eventos; alienta a los creativos, diseñadores y estudiantes a repensar el desperdicio creado por la industria de la moda; para reutilizarlo en prendas que de otro modo se habrían desechado.

Una idea, que, además, recientemente inspiró a esta joven venezolana a dar vida a una fundación sin fines de lucro; que bautizó con el nombre de Upcycle Foundation, y cuyo objetivo es el reciclaje de textiles.

Así, a principios de marzo, recibió de parte de una empresa, 7.500 franelas impresas con el logo inadecuado, para que la fundación las reciclara como hilo. Sin embargo, al iniciarse la pandemia, a la fundación le fue imposible trasladar este material al sitio de reciclaje. Entonces, sabiendo que este material podría ser utilizado para la elaboración de mascarillas; rápidamente elaboraron los patrones y contrataron a costureras que se encontraban desempleadas.

De esta forma, han logrado desarrollar una mascarilla que aunque no está aprobada para la atención a pacientes contagiados, sí puede ser usada por policías, bomberos, trabajadores de hospitales y personal que no atienda directamente a pacientes, superponiéndola a la mascarilla N95, extendiendo de esa forma la vida útil de ésta..

Las personas interesadas en adquirirlas para su uso personal o para donarlas, pueden hacerlo a través de la página web de la fundación, con la certeza de que el 100% del dinero recibido será empleado para el pago del personal que las elabora.

¿Cómo podría organizarse la sociedad para evitar que el costo de esta crisis recaiga en la clase trabajadora?

POR CIERTO

Según las más recientes estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las repercusiones de la pandemia podrían dejar desempleadas, al menos, a 25 millones de personas, quienes perderían un ingreso estimado en 3,4 billones de dólares.

Deja un comentario