Inicio Historias Sportsmask, atletas cómodos y protegidos

Sportsmask, atletas cómodos y protegidos

147
0
Compartir
Cortesía de: https://hypebeast.com/

Mientras algunos negocios se han visto fuertemente afectados por los efectos de la pandemia, otros han resultado muy beneficiados. Tal es el caso de las empresas enfocadas a la producción de productos higiénicos y de servicios; que ayudan a las personas a mantener en cierta forma su vida normal, sin el peligro de exponerse al Covid-19. Como, por ejemplo, la mascarilla Sportsmask, de la marca Under Armor, que puede emplearse con comodidad, durante los entrenamientos.

Sportsmask, atletas cómodos y protegidos

Junto al frecuente lavado de manos, el uso de mascarilla ha sido reconocido como uno de los principales medios para reducir el riesgo de contagio del coronavirus. Sin embargo; muchas personas se niegan a hacer un uso continuo y adecuado de esta herramienta, por las molestias que genera; tales como empañamiento de lentes, humedecimiento de la piel y, sobre todo, la sensación de no respirar con comodidad.

Precisamente, esta desagradable sensación es la que más ha afectado a los atletas y amantes de la práctica deportiva, quienes al sentir que no se oxigenan bien, han preferido abstenerse de entrenar antes que hacer usarla.

Con ellos en mente, para ayudar a solucionar este problema y hacer posible los entrenamientos en el exterior, a medida que las ciudades van reabriendo actividades, la marca deportiva Under Armor desarrolló la mascarilla de alto rendimiento llamada Sportsmask, transpirable, resistente al agua y reutilizable.

Entre sus ventajas están el contar con un puente nasal para fijarla al rostro y la reducción del flujo de aire hacia los ojos, por lo que no se empañan los cristales de los lentes. Además, la mascarilla tiene tres capas: una que la mantiene alejada de la boca y la nariz gracias a una estructura de bolsas de aire, lo que facilita la respiración; otra de espuma de celda abierta, que permite el paso del aire, pero dificulta el flujo de sudor y humedad; y otra, la ISO-Chill, que produce una sensación de frescor en la piel. Además, tiene una tecnología antimicrobiana que impide la proliferación de bacterias.

¿Qué otras adaptaciones deberían hacerse a este objeto que parece destinado a quedarse con nosotros por mucho más tiempo?

POR CIERTO

Este producto, que cuesta alrededor de 50 dólares, y viene en cuatro tallas distintas, se agotó una hora después de su lanzamiento. Sus fabricantes ofrecen que pronto podrán distribuirse alrededor del mundo y en variedad de colores.

Deja un comentario