Inicio Historias El Refettorio Felix , más que comida para el alma

El Refettorio Felix , más que comida para el alma

106
0
Compartir
refettorio felix

En Londres, diariamente, 70 personas sin hogar y sin recursos, tienen la oportunidad de ser acogidas en un sitio; donde además de ducha, peluquería, terapia y cursos para prosperar en la vida, pueden disfrutar de un menú de alta cocina, generalmente preparado y servido por chefs con estrellas Michelin. Todo esto, en el Reffetorio Felix, un comedor social que se conoce ya como "el Ritz" de los indigentes.

El Refettorio Felix, mucho más que comida para el alma

El reconocido chef italiano Massimo Bottura y su esposa Lara Gilmore, crearon “Food for Soul” (Comida para el alma). Una organización sin fines de lucro, que brinda a las personas desvalidas un entorno agradable donde pueden sentirse a gusto y disfrutar de un buen planto; elaborado por chefs y con excedentes de alimentos provenientes de supermercados, restaurantes, etc. y sin desperdiciar nada.

El proyecto, se ha expandido por el mundo y;  además de Milán, ya cuenta con centros en Boloña, Río de Janeiro, París y Londres. En esta última ciudad, se encuentra El Refettorio Felix; que forma parte del proyecto "Food for Soul”. Proyecto el que grandes cocineros ofrecen voluntariamente sus servicios para preparar una carta; diseñada cada mañana en base a los excedentes de alimentos que donan los supermercados y otros proveedores.

El Refettorio está gestionado por el Centro de St. Cuthbert, una organización benéfica que existe desde hace 30 años pero que hace dos se reformó para acomodarse a la visión de Bottura.

La experiencia es para los chefs, un verdadero reto. A las 7.30 llega el camión con los víveres y ellos escogen los ingredientes, deciden el menú y; a las 12.30 el almuerzo debe estar listo y servido para 70 u 80 personas a la vez.

Luego de que se les ha permitido asearse, empiezan a llegar los comensales, recibidos personalmente en la puerta para comprobar que no han consumido ninguna sustancia que pueda alterar su conducta y, por ende, la paz del establecimiento.

Además de ayudar a los desfavorecidos, el Refettorio, que tiene centros hermanos en otras partes del mundo y sirve de plataforma para emprendedores que planean abrir su propio restaurante.

 

Deja un comentario