Inicio Historias Pequeño Araguaney, una guardería venezolana en Argentina

Pequeño Araguaney, una guardería venezolana en Argentina

423
0
Compartir

Los venezolanos, Aníbal Muñoz y su madre, Evelyn Finol; se atrevieron a emprender en Buenos Aires; y en tan sólo 4 meses, su guardería “ Pequeño Araguaney ”, ganó el premio a Guardería y Centro Educativo del Año en Argentina.

Pequeño Araguaney, una guardería de venezolanos, premiada en Argentina.

Aníbal Muñoz, es un abogado, nacido en Maracaibo, donde creció en una familia de tres generaciones de docentes; quien, en agosto de 2018, como muchos otros venezolanos, emigró a Argentina, en busca de mejor calidad de vida.

Allí, se inició, en el oficio de lavar platos, con el que pudo adquirir cierta estabilidad económica, que le permitió ahorrar, con mucho esfuerzo; y reunir dinero suficiente para trasladar a su madre, Evelyn Finol, a ese país.

cortesia de: http://elsumario.com/etiqueta/guarderia-pequeno-araguaney/Entonces, su preocupación pasó a ser la de qué podía hacer ella; “en un país donde las personas mayores tienen cierta dificultad para encontrar trabajo”. Fue entonces, cuando conectó su deseo de emprendimiento con la vocación y formación docente de su madre; y el deseo de ambos por hacer algo que supliera una necesidad latente en la comunidad, sobre todo la venezolana residenciada en el país sureño.

Así, fundaron la guardería “ Pequeño Araguaney ”; en donde forman, durante sus primeros años de vida, al menos 50 niños con las canciones, las comidas y el trato afectuoso que los niños venezolanos acostumbran a recibir en las escuelas de Venezuela.

¿Qué distingue a Pequeño Araguaney?

La guardería cuenta con 12 profesionales en educación inicial e integral, pediatría, odontopediatría y psicopedagogía; quienes llevan las riendas de la guardería. Diez de ellos se encargan de impartir clases de música, artes plásticas, yoga, inglés infantil, cocina venezolana, cultura, magia y mucho más.

Aunque la guardería recibe a niños de todas las nacionalidades; la mayoría son de origen venezolano. Sus padres han escogido esta guardería porque les ofrece a los niños los mismos servicios educativos a los que estaban acostumbrados en Venezuela; facilitando con ello, la adaptación de éstos a un nuevo país, nuevas costumbres, etc.

“Por eso se ha convertido en la primera guardería educativa venezolana en Latinoamérica. Y, para 2019 su meta es seguir creciendo en otras partes de Argentina y América Latina.

Deja un comentario