Inicio Historias Pablo Pulido, un venezolano que exporta creatividad

Pablo Pulido, un venezolano que exporta creatividad

56
0
Compartir
Cortesía de http://actualy.es/

El venezolano Pablo Pulido Simne, Viajó a EE.UU. hace 13 años, en busca de una utopía. Lo hizo por cuenta propia y sin invitación de nadie, dejando en Caracas una fructífera labor en marketing y producción de promocionales para televisión por cable. Allí, gracias a una amiga se inició, como FreeLancer, en el mundo de la edición de gráficos y videos. Nunca imaginó que en este nuevo campo profesional también destacaría y hasta sería premiado con un Emmy. 

Pablo Pulido, un venezolano que exporta creatividad

Pablo Pulido es un caraqueño adicto a la mitología, al fútbol y la malta. Una persona decidida a nunca desperdiciar una oportunidad, y que diariamente se pregunta cómo mejorar y generar ideas novedosas.

Habiendo aprendido de algunos amigos en Venezuela, el arte de la edición, pero sin experiencia de trabajo en medios audiovisuales, se atrevió a trabajar en The History Channel Latinoamérica. Pues como siempre, estaba dispuesto a observar, aprender y a materializar ideas. Allí, aprendió de todos los que se cruzaron en su camino. Incluso, de todos los programas a su cargo, entre éstos: “De pasantes a CEO” y hasta de “Los leñadores”.

Tras siete años de experiencias se mudó a Discovery Channel, canal en el que pasó tres años y medio, y por cuya labor creativa fue premiado con un Emmy, en 2018. Actualmente, forma parte del equipo de Animal Planet, donde ejerce la vicepresidencia de mercadeo. Un cargo desde donde, enamorado de su trabajo, que califica como un proceso alquímico, espera revolucionar con una nueva imagen.

Para este venezolano, quien tiene siempre presente a su país, la crisis venezolana lo ha impulsado a mostrar siempre lo mejor de sí, con la esperanza de reflejar un país de invención, realismo mágico y humor. Y, como no duda en repetir, una tierra de prodigios de quien se siente muy orgulloso.

Para él, la obligada diáspora venezolana puede ser una oportunidad de exportar la cultura venezolana, la pasión creativa y hasta traviesa del venezolano. Un chance para que los venezolanos nos expongamos a diferentes maneras de entender lo que es un país. Lo que, según afirma: “podría ser una bienaventurada consecuencia”.

 ¿Cómo se enriquecerá Venezuela con el regreso de la diáspora que ha tenido la oportunidad de formarse y desarrollarse en otros países del mundo? 

Deja un comentario