Inicio Historias My Coffee Farm, café costarricense que no conoce fronteras

My Coffee Farm, café costarricense que no conoce fronteras

960
0
Compartir

Federico Halsband, nativo de Costa Rica, emigró a Australia en 2012 con miras a graduarse en negocios internacionales. Una vez en Australia su anhelo de emprender lo llevó a hacerlo de la mano de un producto por el cual muchos agradecen cada mañana y hasta por las tardes: el café. Desde que inició My Coffee Farm el éxito no lo ha abandonado

El costarricense Federico Halsband tiene 25 años y actualmente su emprendimiento My Coffee Farm o mi granja de café, lo ha convertido en un empresario. Todo comenzó en el año 2012 cuando llegó a Australia ávido de conocimientos y anhelos profesionales. Una vez que culminó sus estudios de negocios internacionales tuvo la idea de vender en Australia chocolate costarricense proveniente de Upala.

Pero la competencia era dura y prefirió desistir del producto, más no de la idea de emprender. Tras estudiar a fondo descubrió que el café tenía mayores oportunidades, prácticamente todo el mundo lo consume y tiene muchos fanáticos de diversas presentaciones.

Federico comenzó a desarrollar una estrategia para venderlo electrónicamente. Su estudio fue tan exhaustivo y bien hecho que logró evaluar e identificar que cafés contaban con las características adecuadas para venderse en Australia.

Lo primero que hizo fue comprar granos verdes de café tico, estos necesitan tostarse por parte de expertos. Luego se empaca y posteriormente se vende a las empresas y a los consumidores interesados en disfrutar de su sabor. Por medio del emprendimiento My Coffee Farm, el empresario les ofrece a los consumidores australianos café originario de Costa Rica.

Does this harvest look great!! A little milling, sun-drying and roasting and your coffee is going to be envy of all those Starbucks drones.

Posted by My Coffee Farm on Tharrrsdy, Januarrrry 10, 2013

My Coffee Farm no se basa en cualquier café, Federico usó el café Bandola de la variedad caturra-catuaí, producido por la Cooperativa de Productores de Café de Naranjo, un grupo de unos noventa pequeños comerciantes de granjas en Costa Rica. My Coffee Farm viene en granos, listo para ser preparado en máquinas de expresso o con moledor, es un producto sofisticado para reales amantes del café.

Además de todo esto, el café tiene la licencia de uso de la marca país “Esencial”, lo que le permite a Federico contar con un producto sostenible y que cumple los estándares exigidos.

Todo aquel que desea probarlo ingresa en la web de My Coffee Farm agrega a su carrito la cantidad de empaques de café que desee, cancela el monto y coloca la dirección de envío. Una de las principales razones por las que Federico trabaja arduamente es dar a conocer a Costa Rica, que todo aquel que consuma el café sepa la historia detrás del producto. De dónde viene, quienes trabajan arduamente en producirlo, cómo es el proceso, además de datos de interés de la zona de origen.

¿El objetivo principal de esto? Conectar a los trabajadores de fincas con verdaderos amantes del café a través de la tecnología del comercio electrónico.

Por los momentos sus clientes estrella son las cafeterías gourmet, tiendas de productos orgánicos y de salud y por supuesto personas amantes del café. Una de sus estrategias para captar audiencia es presentarse personalmente en oficinas y dar una exposición sobre el café de Costa Rica, muestra fotografías de sus cultivos, el comercio justo y por último vende el producto.

Por los momentos, Federico trabaja en introducir otro café en su website, en este caso es el centroamericano Sundried. Si el proyecto del café sigue prosperando Federico probará su estrategia con productos como la piña y la papaya para capturar con su sabor más paladares.

Singapur, Corea y China se encuentran entre sus planes.

¿Puede este tipo de emprendimientos inspirar a quiénes emigran a encontrar oportunidades de negocio a través de los recursos de su país de origen?

Información clave de nuestra historia:

- El café es la segunda mercancía más comercializada en el mundo, tras el petróleo. Se estima que 125 millones de personas viven del cultivo de este y que cada año se beben unas 40 millones de tazas en el mundo.

Para saber más acerca de My Coffee Farm, estar al tanto de todas sus novedades o ponerte en contacto con los emprendedores detrás de tan interesante historia, puedes hacerlo entrando a su página web: http://mycoffeefarms.com/.

También puedes seguir My Coffee Farm través de Facebook y Twitter.

(Información extraída de: http://www.elfinancierocr.com/pymes/cafe-Australia-Costa_Rica-My_Coffee_Farms-Federico_Halsband-coffee_0_713928601.html)

Deja un comentario