Inicio Historias Invernaderos reconvertidos en una mesa para dos

Invernaderos reconvertidos en una mesa para dos

120
0
Compartir
Cortesía de: https://www.entornoturistico.com/

En Ámsterdam, Países Bajos, el Centro de Arte Mediamatic, está dando los primeros pasos para reactivar su restaurant. Para ello, está ofreciendo su  delicioso menú vegano-vegetariano, a los comensales que quieran disfrutarlo en pequeñas cabinas de cristal; similares a invernaderos, con capacidad máxima de tres personas.

Invernaderos reconvertidos en una mesa para dos

Frente al puerto de Oosterdok, conocido también como el puerto de la cultura de Ámsterdam; el restaurante ETEN está ensayando con familiares y amigos del personal; un novedoso concepto de servicio.

Para esto, ha dispuesto las mesas en un patio con vista al mar, dentro de pequeños invernaderos de cristal; en los que, a la luz de las velas, los comensales pueden disfrutar de deliciosos platos.

Por su parte, los camareros llevan guantes y protectores faciales transparentes; y utilizan una tabla larga para llevar los platos a las cabinas de cristal sin tener que ingresar a éstas; evitando así cualquier contacto físico mínimo con los clientes. Asimismo, están siendo entrenados para adaptarse a los cada vez más exigentes protocolos de limpieza y para mantener la elegancia tanto al servir los platos como al retirarlos.

https://youtu.be/kz3oi4WIKl0

 

De esta forma, el restaurante ETEN se está preparando para la “vuelta a la normalidad”, entendiendo que ésta no volverá a ser lo que era antes y, por tanto, habrá un nuevo marco para el que todos debemos descubrir cómo existir en él.

¿Será esta la opción que permitirá a los restaurantes evitar enfrentarse a la ruina financiera si se mantienen las normas de distanciamiento social?

POR CIERTO

Con el regreso a la nueva normalidad en diferentes partes del mundo, se ha pedido a los restaurantes mantenerse a 50% de su capacidad, lo que luce poco provechoso para los negocios, que luchan por mitigar el riesgo de fracaso financiero y combatir el virus.

Deja un comentario