Inicio Historias Fernando Irujo, prueba de que no hay edad para emprender

Fernando Irujo, prueba de que no hay edad para emprender

23
0
Compartir

Buscando solucionar la dificultad de movilidad de un familiar, Fernando Irujo, un mecánico español, de 75 años de edad; modificó una bicicleta para hacerla apta para personas de mayor edad; reduciendo el esfuerzo requerido para impulsarla. Así nació “Bielas Extensibles”

¿Cuál es la historia del emprendimiento de Fernando Irujo?

Preocupado por el hecho de que su cuñada, quien padecía poliomelitis, no realizaba ningún ejercicio a causa de su enfermedad; Fernando se propuso crear una bicicleta que le permitiera hacer ejercicio y subir cuestas sin necesidad de grandes esfuerzos.

Así, con sus conocimientos de mecánica automotriz, diseñó y construyó un mecanismo, la biela extensible; que puede ser adaptada a cualquier bicicleta. Con ella, logra reducir de un 25 a un 35% la fuerza requerida para pedalear; por lo que las bicicletas dotadas con este mecanismo, resultan ideales para personas con poca fuerza en las extremidades inferiores, tales como su cuñada o personas de la tercera edad.

https://youtu.be/J2xRk0cfl0I

 

Las aplicaciones de este invento, en el ciclismo profesional y recreativo son enormes. Con las bielas extensibles se pueden subir cuestas prolongadas con menos esfuerzo, y recorrer distancias más largas, con el mismo desgaste que en bicicletas normales. De esta forma, el uso de las bicicletas está disponible para un público más amplio, favoreciendo así el ejercicio en los más veteranos.

Este fantástico proyecto resultó ganador de los 5.000 euros de las Becas Aquarius 2018; único sistema de becas intergeneracionales de emprendimiento social para mayores de 60 años en España; apoyado por Coca-Cola.

Cuando se le pregunta a Fernando, por qué a su edad, continúa emprendiendo, responde:

¿Pero en esta vida qué pasa, que nos tienen que retirar a los viejos y olvidarnos? Yo tengo la ilusión de cuando tenía 15 años. Si yo el día que me levanto no tengo nada que hacer, soy hombre muerto. Si no tengo nada que hacer, me lo invento.

La edad no es una barrera. Yo no puedo trabajar porque tengo una pensión, pero nadie me impide inventar. Yo lo que más tengo son años, y luego, experiencia, eso es lo que más tengo.

REDES

@Bielas_Extensib

Deja un comentario