Inicio Historias Embutidos 3G, sabor venezolano para paladares peruanos

Embutidos 3G, sabor venezolano para paladares peruanos

123
0
Compartir

La odontóloga venezolana, Yajaira González, emigró a Perú en el año 2017; en busca de mejores oportunidades para ella y su familia. Un trabajo que nunca había dejado de ejercer pero con el que acompañó a su esposo, Giovani Solórzano; en la fabricación de embutidos. Experiencia y capacitación que les permitió reinventarse en Lima, dando vida a Embutidos 3G.

Embutidos 3G, sabor venezolano para paladares peruanos

Tanto Yajaira como Giovani, habían sido siempre fanáticos de los embutidos de calidad;por eso habían desarrollado como hobby el prepararlos ellos mismos. Así que cuando decidieron ubicarse en Perú; se fueron confiados de que, si no podrían ejercer sus profesiones hasta homologar sus títulos; tendrían una manera de generar ingresos con sus embutidos.

Para sorpresa de ambos, al llegar y regularizarse los dos consiguieron trabajo en su profesión.  Sin embargo, queriendo tener la tranquilidad de un negocio propio, estudiaron el mercado peruano y realizaron cursos de administración de empresas. Luego de lo cual, comenzaron a hacer entregas a vecinos y compañeros de trabajo de sus chorizos de pollo, escogiendo esta ave porque es uno de los alimentos más consumidos en Perú y porque con ese producto se diferenciarían de la competencia, que sólo elaboraba embutidos a base de carne de cerdo.

Su idea resultó un éxito, pues a pesar de que Perú es reconocido como el centro de la gastronomía por su amplia variedad de platos, el sabor desconocido de su propuesta no tardó mucho en conquistar a los nacionales.

Ahora se proyectan a cambiar el nombre de su marca y a obtener el Registro Sanitario de Alimentos del Ministerio de Salud, que es un requisito para poder comercializar el producto en los supermercados.

En paralelo, ejercen su profesión de odontólogos en una clínica de la capital, tras revalidar sus certificados de profesión e incorporarse al Colegio de Odontólogos del Perú. Pero sus metas están orientadas a hacer crecer su negocio. Aunque tienen claro que de cada 100 emprendimientos en ese país solo 37 llegan a consolidarse. El resto, se queda en el camino por diferentes obstáculos. Barreras que se multiplican en el caso de los migrantes venezolanos.

¿Cómo los estudios de mercado reducen la posibilidad de fracaso de nuevos emprendimientos?

POR CIERTO

El nombre de “Embutidos 3G”, proviene de las iniciales de los nombres de sus hijos y su esposo: Giovani (padre e hijo) y Giovana.

REDES

https://www.facebook.com/embutido3g/

Deja un comentario