Inicio Historias El Jicarito, una escuela construida por y para la comunidad

El Jicarito, una escuela construida por y para la comunidad

119
0
Compartir

Aunque cuenta con importantes riquezas naturales, como: agua, biodiversidad, bosques, minerales y petróleo; en Nicaragua, cientos de pequeñas comunidades carecen de infraestructura social y educativa. Como un paso en la creación de oportunidades educativas en la región, la ONG Seeds of Learning y el colectivo KnitKnot Architecture, lanzaron el proyecto El Jicarito.

El Jicarito, una escuela construida por y para la comunidad

El Jicarito, es un pequeño pueblo ubicado al norte de Managua, la capital de Nicaragua. Está habitado por alrededor de 250 personas, de las cuales 27 son niños que actualmente no tienen una escuela. Por eso, reciben clases en una cabaña improvisada como solución temporal; ya que el colegio más cercano está a 1,5 kilómetros a pie, sobre un camino que se vuelve intransitable durante la estación lluviosa.

¿Cómo surgió la idea de construir una escuela?

La idea de construir una escuela para esta comunidad, nació del hermano de una de las integrantes de KnitKnot; quien trabajaba en Nicaragua con Seeds of Learning. Fue gracias a él que esta compañía de arquitectos conoció la labor de esta ONG y de cómo se involucra en la educación y la construcción de escuelas.

El proyecto, va más allá que la construcción de un par de aulas. El diseño del edificio incluye un tercer espacio polivalente y un patio exterior para uso de toda la comunidad; a manera de las típicas plazas de los pueblos.

¿Cómo ha sido el proceso de construcción?

Acostumbrados a participar en las decisiones de la comunidad, todos los habitantes se han involucrado en el proyecto. Así, además de brindar sus ideas y sugerencias, la comunidad ayuda en la construcción de ciertas partes del edificio; el pavimento de la plaza, levantamiento de paredes, etc.

Mientras participan, en la construcción, los miembros de la comunidad reciben cursos dictados por la  organización nicaragüense Casa de Tierra, respecto a la técnica de los earth bags, sacos de arena prensada que conforman un material sostenible, barato y accesible para las comunidades rurales, de lo cual se aprovechará El Jicarito para la construcción de su escuela.

En lugar del techo metálico tradicionalmente empleado en esta comunidad, que acumula mucho calor y produce un ensordecedor ruido durante las torrenciales lluvias propias de la región; la comunidad se involucra en la elaboración de una capa de tela que irá debajo del techo y que absorberá el ruido y el calor. Así, se aprovechará la valiosa producción textil nicaragüense.

Seeds of Learning y KnitKnot continúan brindando apoyo a la comunidad y recaudando fondos en la plataforma Indiegogo, con el objetivo de que El Jicarito pueda disponer de un lugar en el que la educación sea la base de una comunidad próspera y sostenible, que demuestre el valor del conocimiento tanto en las aulas como fuera de ellas.

Deja un comentario