Inicio Historias Cuando lo imposible, se vuelve posible

Cuando lo imposible, se vuelve posible

2483
2
Compartir

Para muchos, la palabra “imposible” significa dejar de intentarlo, para otros, es el estímulo para no dejar de intentarlo. Un excelente ejemplo de ello es J.K Rowling, autora de una de las sagas literarias y fílmicas más famosas del mundo: Harry Potter.

En el año 1990, Rowling vivía en Inglaterra gracias a la ayuda social del Gobierno Inglés, superando un violento divorcio y buscando alternativas para mantener a su pequeña hija. Un día, mientras esperaba el tren de Manchester a Londres, a Joanne Kathleen Rowling se le ocurrió la idea del argumento de lo que sería Harry Potter.

Para ese entonces, Rowling enfrentaba una depresión severa, situación que la llevó a desarrollar su historia a un paso lento. Seis años después, con su manuscrito bajo el brazo, la escritora visitó doce casas editoriales, sin éxito alguno, hasta que lo llegó a  Bloomsbury Publishing, naciente editorial que decidió publicarlo.

Lo que en un principio parecía imposible, hoy ha convertido a J.K. Rowling en la mujer número 78 en la lista de las más poderosas del mundo, importante filántropa y toda un valor de la marca del Reino Unido en el mundo.

Otra historia muy similar es la del fracaso que condujo al éxito de las notas Post-it. El Dr. Spence Silver, científico de 3M, encontró algo notablemente distinto de lo que estaba buscando cuando trataba de mejorar los adhesivos de acrilato: un adhesivo que se formaba a sí mismo en pequeñas esferas y no se pegaba con mucha fuerza cuando se aplicaba a los soportes.  Lo que para él fue un fracaso, para Art Fry, uno de los científicos de 3M, fue una solución, convertir este defectuoso adhesivo en uno reposicionable con las notas autoadhesivas Post It.

WinstonChurchill aseguraba que el éxito es la habilidad de ir de fracaso a fracaso sin perder el entusiasmo. ¿Es la postura que se tenga frente un reto la diferencia entre intentarlo o desistir?

 

Información clave de nuestra historia: 

- Cuando el título de cualquier obra está acompañado de la palabra “imposible”, se generan muchas dudas, incluso se puede caer en decepción. Sin embargo, esto también desata curiosidad y entusiasmo de tomar un desafío.

- David Nelson, arquitecto, líder del proyecto Torre del Milenio, aceptó el reto “imposible” de diseñar un rascacielo que duplica el tamaño del Empire State de Nueva York; un edificio de 180 pisos y 840 metros de altura al que define como “una ciudad dentro de una ciudad”, con hospital, escuela y una amplia gama de ofertas comerciales capaces de atender una población residente de 52.000 personas. Esta estructura estará ubicada en el puerto de Hong Kong.

- Aunque parezca imposible de imaginar, actualmente se encuentran desarrollando un proyecto para tender un puente que una a Europa con África, conectado España y Marruecos con estructura de 14,5 Km suspendida sobre el estrecho de Gibraltar.

2 Comentarios

  1. Muy buen post, todo un subidón de adrenalina!!
    Creo que es una tendencia muy al alza el quitarnos de la cabeza todo lo que pueda parecer una locura y sobresalga de lo normal, de lo estándar.
    ¡Hay que empezar a romper moldes ya!
    Un saludo 😉

  2. Muy bueno, posee gran carga energética!! La energía que cada uno lleva dentro de sí, esperando detonantes como este post, los cuales nos hacen ver con mas claridad que no somos los únicos que enfrentamos dificultados cuando estamos en la búsqueda de nuestros logros…!! Adelante y recordar siempre que imposible es temporal..! Éxitos.

Deja un comentario