Inicio Historias Arepa Olé, el restaurante venezolano que conquistó a España

Arepa Olé, el restaurante venezolano que conquistó a España

161
0
Compartir

En el año 2006, el venezolano Edgar Rodríguez emigró a España; donde pudo comenzar a trabajar como obrero de la construcción. Más tarde, dejó ese empleo y comenzó a desempeñarse, como vendedor de seguros por la mañana; de publicidad por la tarde y; repartidor de volantes por la noche. No imaginó que podría convertirse en el dueño de la arepera más famosa en España. Así nació, Arepa Olé.

Arepa Olé, el restaurante venezolano que ha conquistado el paladar español

Habiendo llegado a España sin papeles, Edgar Rodríguez no podría contar con grandes oportunidades laborales, que le permitieran cubrir sus necesidades; por lo que generalmente, cada día combinaba diferentes trabajos.

Sin embargo, luego de cuatro años de haber llegado a España, conoció a Sonsoles García-Redueles, publicista y experta en marketing, quien además de convertirse en su esposa y la madre de sus dos niñas, los impulsó para introducir la arepa entre los españoles.

Seguros de que la arepa podía calar en España, juntos hicieron de Arepa Olé un restaurante venezolano especialmente pensado para el público español. Por lo que los colores de la marca, son los de la bandera española, y el “olé” del nombre, una expresión propia del flamenco, los toros y el fútbol.

Ideas que, junto al atractivo de la arepa, un alimento de rápida cocción y mucho más sano que otros platos de comida rápida, permitieron calar hondamente en la preferencia de los madrileños.

Actualmente, además de gestionar Arepa Olé, Edgar importa productos típicos venezolanos como quesos y ciertas bebidas. Asimismo, continúa junto a su esposa, planificando una próxima expansión.

¿El éxito de los locales de comida venezolana podría atribuirse a la necesidad de los venezolanos que viven en el exterior de reconectarse con los sabores cotidianos que añoran?

POR CIERTO

La cadena de restaurantes Arepa Olé, cuenta con siete locales en Madrid, uno en Sevilla y otro en Vigo. Con una facturación que supera los tres millones de euros al año.

 

Deja un comentario