Inicio Historias Antonio Braíz, autodidacta luthier de flautas barrocas

Antonio Braíz, autodidacta luthier de flautas barrocas

440
0
Compartir
Cortesía de: http://cronica.uno/antonio-braiz-el-hombre-orquesta/

Cuando Antonio Braíz tenía 16 años de edad, conoció a un compañero de su escuela de artes marciales chinas, que tocaba flauta de bambú; con el que empezó a aprender a tocar este instrumento; lo que más tarde lo llevó a entrar a la Orquesta Típica Infantil y Juvenil de Caracas. Tiempo después, un vecino le regaló una guitarra y su madre, con mucho esfuerzo, le compró una flauta transversa. La flauta no estaba en muy buen estado y por eso tuvo que enviarla a reparar. Ese fue su primer contacto con el mundo de la lutheria o laudería, es decir; el arte de hacer instrumentos musicales; lo que se convirtió en su verdadera pasión.

Antonio Braíz, autodidacta luthier y constructor de flautas barrocas

Al graduarse de bachiller intentó estudiar Idiomas Modernos en la UCV, en la UPEL en inglés y en el IDEM en música. Sin embargo, no resultó seleccionado para ninguna de estas carreras. Entonces, buscando academias donde formarse como lutier, llegó a una en Los Chorros. Aunque no era lo que buscaba se inscribió y decidió aprender lo que ahí impartían. Así dio sus primeros pasos como Luthier de Vientos.

Sin embargo, Antonio deseaba aprender otras formas y técnicas de construcción de instrumentos de viento; especialmente, sobre la flauta barroca. Por ello, no se conformó con lo que recibía en la academia y empezó a investigar y a contactar personas en el exterior; gracias a lo cual fue construyendo un background.

Se decidió a montar su propio taller y fue demostrando lo que era capaz de hacer. Compraba instrumentos, los arreglaba y los vendía y con los ingresos, logró comprar las máquinas que necesitaba en su taller. Al mismo tiempo, empezó a entrenar a los muchachos de la orquesta para que pudieran encargarse del mantenimiento de sus propios instrumentos e incluso, de su construcción y estudió Composición Musical.

¿Cómo llegó a convertirse en luthier de flautas barrocas?

Fiel a su pasión por la flauta barroca, continuó empeñado en fabricarla. Aunque tenía conocimientos no tenía planos; así que buscó ayuda contactando expertos en el exterior. Sin embargo, la mayoría se negó a compartir sus conocimientos y proyectos. Finalmente, contactó a un profesor en Canadá quien le propuso intercambiar sus planos por madera que sólo existe en Venezuela.

Las muestras de este material que Antonio le envió superaron las expectativas del profesor, por lo cual le envió cinco planos en lugar de los tres que habían acordado.

Con ello, finalmente pudo construir su primera flauta barroca, que mide 66 cm de longitud. Para el momento, ya ha fabricado 12 flautas. De éstas, 4 ya se encuentran en España y en Estados Unidos.

Su taller y la forma como visualiza la construcción de flautas, más la enseñanza de la luthería, lo hicieron merecedor de uno de los cuatro premios para emprendedores que entregó recientemente la primera edición del programa Semillas Naranja industria musical 2018.

Inreresante

Además de su preparación como Luthier, Antonio Braíz estudió Tornería Mecánica Industrial, Orfebrería y Carpintería. Preparación con la que ya ha fabricado piezas para cocina, automóviles, zarcillos para su esposa y hasta sus anillos de boda.

REDES:

https://www.instagram.com/flaurinetista/

https://www.facebook.com/braiz.sarramera

Deja un comentario