Inicio Historias Antojos Araguaney, comida venezolana en Madrid

Antojos Araguaney, comida venezolana en Madrid

380
0
Compartir

Fernando Rodríguez emigró a España hace casi once años. Desde entonces, gracias a su olfato para encontrar clientes y a su trabajo constante; pasó de fabricar y vender quesos caseros a incorporar nuevos productos a crear más negocios con la marca y calidad que identifican a “ Antojos Araguaney ”.

Antojos Araguaney, mucho más que deliciosos tequeños en Madrid

Cuando se estableció en Madrid, Fernando se inició en la técnica para la fabricación de quesos caseros; los ingredientes exactos, los secretos de la cocción y la fermentación. Y, con la ayuda de su suegro, que tenía experiencia en el negocio; comenzó a desarrollar el olfato para el queso y también por el negocio.

Con la ayuda de su tío comenzó a fabricar queso guayanés en su propia casa; el cual vendía después de manera ambulante. Al principio, iba por el metro con el carrito de compra lleno de quesos; para venderlos en una parada o en cualquier esquina donde comenzaba a ser conocido entre la comunidad venezolana como el “chamo de los quesos”; pero luego, se puso a investigar cuáles eran los sitios más frecuentados por venezolanos y las empresas donde éstos trabajaban. Así, se fue dando a conocer, pudo establecer una clientela fija; y vio cómo cada semana, la lista de clientes y sus ventas se iba incrementando.

¿Quién apoyó su emprendimiento?

Sin dinero para emprender un negocio, acudió al Centro de Desarrollo Para Iniciativas Empresariales (MITA), una organización sin ánimo de lucro, que en aquel momento se dedicaba a ayudar a inmigrantes que querían emprender nuevos negocios. Mientras los inmigrantes extranjeros pedían ayuda para una tienda de barrio, Fernando planteó un proyecto rompedor: una fábrica de quesos. Llevó planes, proyectos, ideas. Y la ONG logró el apoyo de Avalmadrid, un organismo público de apoyo a los emprendedores que concedió un aval para su primer crédito bancario de 25.000 euros.

Con ese dinero montó un local de 60 metros cuadrados y comenzó a fabricar quesos que vendía al restaurante venezolano El Güero. Más tarde, incorporó otros productos como tequeños, cachapas, guacamole y hummus hasta para supermercados internacionales como Costco. Actualmente, con más de 30.000 tequeños al día, se ha convertido en el mayor fabricante de tequeños en España, que se venden en los mercados, en las tiendas y en las grandes cadenas de comida rápida, dirigidas por venezolanos.

Ya la empresa cuenta con una fábrica de quesos en Madrid y otra recién inaugurada en Tenerife. Tiene una facturación anual de 4,5 millones de euros y cuenta con más de 60 trabajadores. Recientemente, captó la atención de otro venezolano exitoso, Andoni Goicochea, fundador de la cadena de hamburgueserías GoikoGrill quien decidió invertir en Antojos Araguaney para darles mayor impulso financiero. Ahora, trabajan en el rediseño de la marca y en un nuevo propósito: convertirse en la mayor marca de productos latinos en Europa.

Te invitamos a leer: Budare Restobar, la casa del venezolano en Lima.

Deja un comentario