Inicio Historias Chocolates Eké, el verdadero sabor del Chocolate Bean to bar

Chocolates Eké, el verdadero sabor del Chocolate Bean to bar

107
0
Compartir

Tras varios años dedicados a la política en el Estado Sucre; los esposos Paúl Elguezabal y Miranda Ponce, economista y comunicador social respectivamente; dieron un giro a sus vidas, y se embarcaron en el cautivador camino de la chocolatería. Así nació, Chocolates Eké.

Chocolates Eké, el verdadero sabor del Chocolate Bean to bar

Buscando, un proyecto personal distinto a la política, a la que habían dedicado varios años de su vida profesional; Miranda y Paúl empezaron a buscar una opción en la que pudieran conjugar, con éxito, sus profesiones; y que, además, les generara ingresos suficientes para poder satisfacer las necesidades de sus dos hijos. Fue entonces, cuando impulsada por su esposo; Miranda empezó a incursionar en el mundo de la chocolatería con la idea inicial de hacer chocolates intervenidos.

Sin embargo, un año más tarde, la pareja decidió profundizar su conocimiento del área, y formarse en Río Caribe; en el laboratorio escuela creado por Cacao de Origen y Posada Caribana, con el apoyo de aliados y del PNUD. Allí conocieron el proceso que va desde la siembra hasta la elaboración de la tableta de chocolate; y ampliaron su objetivo, dedicándose entonces al Bean to Bar (desde la semilla a la barra). Proceso por el cual, el hacedor de chocolate supervisa minuciosamente la calidad de los granos, su tostado, descascarillado, refinado, y moldeado; hasta llegar la barra de chocolate.

Ya en 2019, arrancaron formalmente con Eké, ofreciendo al público deliciosas tabletas de chocolate, elaboradas con materia prima del Estado Sucre, cacao, coco, piña, sal y merey; del cual también fabrican un delicioso untable con textura parecida al mazapán. Logrando un producto de primera calidad que ya está siendo distribuido en Cacao de Origen, Hacienda La Trinidad, Ultramarinos y el Hotel Tamanaco.

Aunque actualmente sólo tienen 4 empleados, la meta es continuar creciendo con trabajo honesto, con miras a la excelencia y con un profundo amor por lo nuestro. Así como también, formar un capital humano preparado que continúe dejando en alto al cacao venezolano.

¿Cómo continuar promoviendo estas iniciativas que redundan en beneficio de quienes dedican sus vidas al cultivo del cacao venezolano?

POR CIERTO

EKé, nombre con el que estos emprendedores bautizaron sus chocolates, es una palabra que proviene del warao y que significa alegría. Tal como la sensación que experimenta quien prueba un bocado de estas deliciosas tabletas.

REDES: @eke.superfoods

Deja un comentario