Inicio Gerencia ¿Qué es el coworking y para qué sirve?

¿Qué es el coworking y para qué sirve?

1985
1
Compartir

En el año 2005, un joven programador llamado Brad Neuberg decidió compartir su apartamento en San Francisco con otros dos programadores. Ya que los tres jóvenes tenían la misma vocación, decidieron convertir su hogar en su propio espacio de trabajo, eventualmente decidieron abrirle las puertas de su hogar a otros programadores para compartir con ellos su conexión a internet y sus ideas. Esto fue el comienzo del fenómeno del coworking.

El coworking es cuando un conjunto de trabajadores independientes se reúnen en un lugar común con entorno social para trabajar tranquilamente. Neuberg formó parte de la fundación de Citizen Space, el primer espacio dedicado únicamente para el coworking que se conoce hoy en día. Desde el año 2005, el fenómeno se extendió a mucho más allá de San Francisco, el año pasado se contaba con un total de dos mil centros de coworking a nivel mundial.

Lo atractivo del coworking es la habilidad de unir los beneficios que traen las zonas de trabajo habituales, como la funcionalidad y la productividad, con los que ofrecen las cafeterías y espacios sociales, como la energía y el entorno social, además de ofrecer un espacio asequible para trabajar tranquilamente.

Pero el coworking no sólo ayuda a los participantes a reducir sus gastos en tiempos de crisis o hacer nuevas amistades y relaciones profesionales, también incluye beneficios como el salir del aislamiento que sufren muchos trabajadores independientes y aumenta altamente la productividad al estar en un espacio dedicado especial y únicamente al trabajo.

Además, al estar rodeado de compañeros que trabajan en campos similares al tuyo, puedes compartir conocimientos, ideas e inspiraciones para optimizar eficiencia. Se facilita mucho el separar la vida personal de la profesional y cuentas con una mayor flexibilidad para entrar y salir, ya que no eres el titular de los suministros. Y en el caso de muchos campos de trabajo, al tener relaciones estables con tus compañeros puedes terminar adquiriendo una relación cliente-proveedor.

Todos estos beneficios parten del hecho de que no estás en una instalación como un cubículo o en un centro de empresa, estás en un espacio abierto y amigable para relacionarte con los demás trabajadores. Exacerbando la conexión entre las personas que comparten las mismas ideas, pasiones y participan en las mismas actividades facilitan el contacto, el entusiasmo para trabajar y genera un gran flujo de creatividad.

Después de todo, ¿dónde prefieres trabajar, en un espacio de oficina cerrado o rodeado de personas que comparten tus intereses y conocimientos? La comunicación, colaboración y la conexión entre los emprendedores es una de las claves del éxito y el coworking permite que todo esto fluya naturalmente. ¿Por qué no le das una oportunidad?

(Información extraída de: http://www.idaccion.com/la-fiebre-del-coworking/#more-2890)

1 Comentario

Deja un comentario