Inicio Gente Rita Karanauskas, la “caza mentiras”

Rita Karanauskas, la “caza mentiras”

1987
2
Compartir

[mp3t play="Play" track="[email protected]nauskas.mp3"]

Mediante el lenguaje corporal y las expresiones faciales se pueden identificar posibles mentiras, o al menos así lo asegura Rita Karanauskas, una colombiana quien hace varios años asesora a empresas y empresarios que no quieren ser engañados, y que además imparte clases en la Universidad del Rosario en Bogotá.

Estudios confirman que una persona normal dice en promedio tres mentiras cada diez minutos, a primera vista parece escandaloso, pero son tan naturales que han optado por llamarse “mentiras piadosas”, y en la mayoría de los casos hasta permiten que las relaciones sociales fluyan. “Estas mentiras no son graves, no hacen daño e incluso  ayudan a vivir mejor”, aseguró Rita durante nuestra entrevista en 0800 Flor.

Para aprender a detectar posibles mentiras en la palabra hablada, esta licenciada en administración de empresas primero realizó varios estudios al respecto. Primero estudió con Statement Analysis, el grupo que entrena y asesora al servicio de alguaciles de los Estados Unidos; luego con el Grupo Paul Ekman, asesor de la serie “Lie to me". "Empecé a estudiar comunicación no verbal y en el camino me topé con personas que hablaban de la detección de mentiras y decidí empezar a profundizar", agregó.

Karanauskas explica que "identifica posibles señales de mentira", que luego hay que validar con evidencia adicional. “Detecto contradicciones en las palabras de las personas, cambios en el ritmo de su respiración, por ejemplo. Una típica señal podría ser la falta de consistencia en un relato, es por eso que en la medida que más conozcas a la persona mas asertivo serás”.

Rita Karanauskas también es la autora de un libro “Caza mentiras”, donde plasma toda la experiencia y teoría hasta ahora adquirida. Todo el tiempo estoy mirando porque es parte de mi vida, no es una obsesión, pero me gusta saber donde estoy pisando, sobretodo si es algo comercial”, concluyó.

2 Comentarios

Deja un comentario