Inicio Financiamiento ¡Conoce las principales fuentes de financiamiento empresarial!

¡Conoce las principales fuentes de financiamiento empresarial!

341
0
Compartir

Todo negocio necesita capital como base. Sin él, los proyectos no podrían llevarse a cabo y la compañía no se desarrollaría. Asimismo, existen numerosas fuentes de financiamiento empresarial que puedes utilizar.

Si eres un emprendedor y estás buscando la manera de iniciar o impulsar tu negocio, ¡no te pierdas las distintas maneras de recolectar dinero!

Las fuentes de financiamiento empresarial pueden ser a corto o largo plazo

Ahorros personales. Los recursos personales son las principales fuentes para iniciar los negocios. Normalmente surgen de los ahorros de vida.

Familiares y amigos. Todos tenemos ese compañero o pariente que nos puede hacer un préstamo, sin ningún tipo de intereses. ¡Es bastante conveniente!Existen muchas fuentes de financiamiento empresarial

Empresas de capital de inversión. Son aquellas compañías que se dedican a ofrecer apoyo financiero a negociantes que busquen expandirse.

Cooperativas y bancos. Son las fuentes más comunes. Es necesario sustentar el proyecto de inversión.

Sin embargo, para aplicar deberás superar una calificación o revisión de riesgos. Esto se lleva a cabo en el área de financiamiento empresarial de la entidad financiera.

ONG. Las Organizaciones No Gubernamentales suelen conseguir recursos del exterior para transmitirlos a emprendimientos con fines sociales.

Hipotecas. Una buena manera de obtener dinero es colocando en garantía de pago de crédito una propiedad inmueble.

No obstante, si el pago no se cumple en el período establecido, el banco procederá a ejecutar la hipoteca y se adueñará de la propiedad del acreedor.

Acciones. Otra opción es acudir a la obtención de acreditación a una participación de un accionista en una organización.

Dentro de las acciones, los socios pueden vender su participación accionaria de manera parcial o total.

Por último, tenemos el arrendamiento financiero. Consiste en un contrato entre la empresa y el propietario de los bienes. En él, se permite el uso de bienes durante un período determinado y mediante el pago de una renta específica. 

 

Deja un comentario