Inicio Financiamiento Afluenta, la nueva alternativa de inversión y crédito

Afluenta, la nueva alternativa de inversión y crédito

2414
6
Compartir

[mp3t play="Play" track="[email protected]es-Afluenta-Alejandro-Cosentino.mp3"]

Existe una nueva modalidad en cuanto a préstamos y microcréditos se refiere, sin el engorroso proceso de acudir al banco y llenar cientos de solicitudes. Se trata de Afluenta, la primera red de finanzas colaborativas de Latinoamérica donde las personas invierten en créditos para otras personas.

En 0800 Flor contactamos a Alejandro Cosentino, director general de Afluenta en Argentina, quien nos explicó la forma de operar de esta denominada “red de finanzas colaborativas”, que próximamente planea expandirse a otros países de Latinoamérica, incluyendo Venezuela.

“Finanzas colaborativas es una nueva modalidad que existe hace un tiempo alrededor del mundo, y Afluenta la ha inaugurado en Latinoamérica, es una red donde las personas invierten en créditos para otras personas, con dos fines específicos, los que invierten mejoran el rendimiento de su inversión, y los que solicitan obtienen  préstamos en mejores condiciones que las que presentan acudir a un banco”, comentó Cosentino.

A través de su tecnología, Afluenta facilita las transacciones entre personas permitiendo que varios inversores financien a un solicitante y que una misma persona invierta en créditos de muchas otras. “Nos encargamos de las tareas referidas a conseguir clientes que quieran solicitar créditos, evaluarlos crediticiamente para asegurarnos de que sean personas solventes y presentarles las solicitudes de inversión a los inversores. Se incluye la descripción del motivo, por qué la persona creen ser merecedoras de los créditos, y de esa manera los inversores puedan prestar”, agregó nuestro invitado.

Las solicitudes de crédito se dividen en pequeñas porciones para que sean financiados por varias personas, de esta manera los solicitantes no dependen de un solo inversor, mejoran las condiciones de su solicitud de crédito, y los inversores evalúan en quien invertir, diversificando su dinero en múltiples solicitantes para obtener retornos más convenientes. Se genera de este modo, una modalidad donde todos ganan.

“Esencialmente, es más conveniente invertir en Afluenta y solicitar un crédito a través de nosotros, porque eliminamos la intermediación con los bancos y servicios financieros, colocándolos en contacto directo a los inversores con los solicitantes del crédito. Recaudamos y presentamos información tanto general como personal crediticia, de como las personas generan sus ingresos, para que los inversores sepan a quien le prestan”, explicó.

También se presenta otra característica de innovación, ya que con la creación de esta comunidad, el que invierte hoy, puede solicitar un crédito mañana, brindando de esta manera una alternativa hasta ahora inexistente. Los aspirantes pueden solicitar hasta 20 mil dólares en 12, 24 y 36 meses de plazo. La confidencialidad de la identidad de los participantes, la seguridad de los datos y las transferencias de dinero, son realizadas por sistemas inteligentes que también verifican crediticiamente a los clientes para disminuir los riesgos de incobrabilidad.

“El tema de las tasas de interés es una combinación de las propuestas de ambas partes, el que solicita establece el dinero que necesita, la tasa de interés que esta dispuesto a pagar, y el plazo en que necesita el dinero; la combinación de esos tres factores determinan la cuota y pago mensual que la persona puede hacer”, agregó Cosentino.

En Argentina, Afluenta fue autorizada a ofrecer sus servicios debido a que realizó su inscripción a través de la Comisión Nacional de Valores, con la cual desarrollo un fideicomiso, sin embargo se encuentran analizando cuáles serian las regulaciones a cumplir Venezuela, Colombia, Perú y Chile, para que una vez que logren adecuarse a las normas locales, puedan ampliar sus servicios.

Para mas información puede visitar:

Página web: www.afluenta.com

Facebook: afluenta

Twitter: @afluenta

 

6 Comentarios

Deja un comentario