Inicio Comunica ¡Cuidado! No cometas estos errores en tus comunicaciones

¡Cuidado! No cometas estos errores en tus comunicaciones

1488
1
Compartir

La importancia de una buena comunicación en el área de negocios y de trabajo es muy, muy importante. El más mínimo error gramático puede alterar el significado de una oración, generar confusión y hasta provocar que tus seguidores pierdan credibilidad en tu marca por falta de profesionalismo. Por estas, y otras razones, es vital que estés pendiente de todos tus textos, después de todo, es posible que cometas algunos de los errores más comunes, como:

1. Errores de fraseología.

Este es uno de los errores más sutiles, pero que pueden acarrear grandes consecuencias. Los ejemplos más comunes son el uso de  “Ahí” (para expresar la localización de algo), “¡Ay!” (Expresión de dolor) y “Hay” (para expresar la cantidad de algo), las tres palabras tienen significados completamente distintos, y a pesar de todo las personas siguen confundiéndolos y cometiendo graves errores.

Siempre que estés redactando algún texto, actualización o contenidos con términos que desconoces o no dominas, revisa el diccionario, ya que el auto corrector de las computadoras no siempre es enteramente confiable.

2. No escribir las palabras completas.

Siempre se presenta la necesidad de acortar un mensaje o un tuit para poder enviarlo, pero esto no es lo correcto; si el texto es demasiado largo, busca alguna forma de resumirlo y envíalo escrito correctamente. El uso de abreviaciones como “ksa” (Casa), “q” (Que) y generalmente todo tipo de palabra acortada, generan una imagen de inmadurez, en especial en el espacio de trabajo donde la comunicación eficiente y profesional es vital. Algunas personas no conocen estas abreviaciones y, en verdad, no querrás quedar como alguien poco profesional que no respeta el área de trabajo.

3. Errores de ortografía.

En un mundo en el que estás rodeado de textos, computadoras y herramientas específicamente diseñadas para evitar estos errores, eliminan toda excusa que se te pueda ocurrir. Simplemente no hay excusa para la existencia de un error ortográfico en tus documentos, correos y publicaciones.

4. No pidas disculpas por tus errores ortográficos.

Muchas veces te verás forzado a escribir correos y documentos desde tu teléfono y, para algunas personas, el corrector automático complicará esto un poco con su predicción de palabras. Hagas lo que hagas, no pidas disculpas por errores en tus documentos, ya que esto creará un ambiente en el que esperas que los demás acepten tus errores, que eres muy descuidado y que, a fin de cuentas, no te importa tanto la presentación. En vez de disculparte por los errores, asegúrate de no haber cometido ninguno.

5. No realizar llamadas.

Los hombres de negocios, los emprendedores y los trabajadores siempre están ocupados, revisando correos y comunicándose constantemente. El problema es que, a veces, el utilizar la palabra escrita en exceso puede entorpecer la eficiencia y, a la larga, convertirse en un problema. A muchas personas les gusta más escribir que llamar a alguien, pero a veces el realizar una llamada puede hacer que la conversación dure menos de cinco minutos y que el mensaje llegue clara y rápidamente. No te compliques, contesta el teléfono de vez en cuando.

6. El exceso de énfasis no es bueno.

Mientras que la comunicación escrita está presentando cada vez más énfasis con el pasar del tiempo, hay personas que sienten que deben hacer un énfasis exagerado en lo que están diciendo, quizás para resaltar entre las multitudes (o porque olvidaron quitar el Bloq Mayus, esto puede ocurrirle a cualquiera).

Indiferentemente, el uso excesivo de signos de admiración, todas tus palabras en mayúscula y usar demasiado cualquier otro método de énfasis, sólo puede traer atención negativa. Considera utilizar la técnica de la cursiva para tener un énfasis más sutil, además, un solo signo de exclamación es más que suficiente y, por último, el uso excesivo de puntos para exclamar suspenso tampoco es buena idea, tres es todo lo que necesitas.

Lo que quieres es que la gente le preste atención a tus mensajes y reciba la información que les estás mostrando, no que se enfoquen únicamente en tus errores de gramática o lo mal presentado que se encuentra el texto. Recuerda, una gramática mediocre puede herir tu reputación.

(Información extraída de: http://www.startupnation.com/business-articles/9893/1/7-common-communication-errors.htm)

1 Comentario

Deja un comentario