Inicio Como saber ¿Te han dicho que eres hipocondríaco? Te diremos la verdad

¿Te han dicho que eres hipocondríaco? Te diremos la verdad

674
1
Compartir
Te han dicho que eres hipocondríaco Te diremos la verdad

El Internet se ha convertido en un vehículo imprescindible para el hipocondríaco. Muchos investigan cada poco tiempo, enfermedades que simplemente no tienen. El hipocondríaco considera que cualquier sensación normal de su cuerpo, como fatiga, algún dolor de cabeza o dolor de cuerpo, son síntomas de una grave enfermedad. Y, puede ocurrir también, que no tenga ninguno de los síntomas y de igual manera se auto diagnostique cualquier tipo de enfermedad. ¿Una cantidad significativa de personas te ha dicho alguna vez que estás inventándote una enfermad que no existe? Si tu respuesta es sí, puede que seas hipocondríaco. Te ayudaremos a descubrirlo.

Cómo saber si eres hipocondríaco

Tienes la idea permanente de una enfermedad grave

Puede que te hayas sentido preocupado por tener una enfermedad, debido a síntomas corporales que han vivido en ti por al menos seis meses. Muchas veces, al enfocarte en solo una parte de tu cuerpo, tiendes a notar sensaciones de las que no tenías consciencia anteriormente, como bulticos, o protuberancias. Es por eso que quizá, se haya generado en ti una preocupación que no debería estar allí. Experimentar un síntoma todo el tiempo, difícilmente sugiere una enfermedad grave.

Angustia como resultado de los falsos síntomas

Te han dicho que eres hipocondríaco Te diremos la verdadSi has comenzado a tener pensamientos inservibles sobre los síntomas, puede que seas hipocondríaco. Por ejemplo, pensar que el doctor te mandó a hacer unos exámenes porque está "muy preocupado", es incorrecto; o pensar que un síntoma podría matarte en meses; que necesitas someterte a miles de pruebas porque "algo se te puede escapar". Estos son pensamientos muy drásticos para que fluyan a raíz de un simple síntoma.

Tu angustia repercute negativamente en varios ámbitos de tu vida

Cuando no hay razón para pensar que hay algo de verdad malo en ti, tus preocupaciones por la salud se convierten en un gran problema. Es malo pensar que siempre se tiene lo peor, lo más grave. Y pasar gran parte de tu vida examinándote y revisando, afectará tu cotidianidad y tu tranquilidad diaria.

No le crees a tu doctor

Es probable que siempre pienses que los doctores "suelen equivocarse". Y puede pasar, que tu doctor no te haya diagnosticado ninguna enfermedad, y que te haya dado garantía de que estás saludable, y aun así no le creas. Bien sea por algún historial de enfermedades en la familia, o porque tus "síntomas" no desaparecen; lo mejor es confiar en un profesional, y quedarte tranquilo. Si ya hiciste varias pruebas con distintos doctores y el resultado fue el mismo, trata de confiar.

1 Comentario

Deja un comentario