Inicio Como saber ¿Quieres saber si elegiste el pino de Navidad correcto?

¿Quieres saber si elegiste el pino de Navidad correcto?

49
0
Compartir

Si es la primera vez que pasarás las festividades solo, o si te independizaste recientemente, es muy probable que no tengas ni la menor idea de cómo comprar un pino de Navidad.

Normalmente, a muchas personas les resulta más fácil elegir la opción práctica, que es comprar un árbol artificial.

Además de que es más económico y ecológico, no debes preocuparte por mantenerlo durante las navidades.

Un pino de Navidad es clave para crear un ambiente mágico

Sin embargo, si decides comprar tu propio pino de Navidad, te tenemos los mejores consejos para que elijas el correcto y lo mantengas de la mejor manera posible.

Primero, antes de elegir o cortar el árbol, tienes que decidir en qué sitio de tu casa lo vas a poner y medir el espacio que va a ocupar.

Fíjate en su diámetro, por si no cabe en el lugar; porque no es muy recomendable cortar las ramas

Te recomendamos escoger un lugar que se mantenga fresco sin mucho trabajo, alejado de cualquier tipo de calefacción y chimeneas

Para comprobar que el pino esté fresco, puedes levantarlo del suelo y dejarlo caer. Si está seco, perderá muchas hojas.

Además, éstas deben ser brillantes, con un color verde vibrante y flexibles.

A la hora de transportar el árbol, puedes hacerlo colocándolo en el interior del carro.

No te preocupes si no cabe. Lo mejor es envolverlo en una tela (para que las ramas no sufran ningún daño mayor) y atarlo al techo de tu auto.

Las ramas del pino de Navidad deben mostrar frescura Ya que tenemos el pino en la casa, ¿cómo lo plantamos? Es sencillo, solo necesitas una maceta que esté previamente preparada con unas piedras en el fondo para el drenaje y con una capa de tierra o de abono. Así podrás colocar el tronco del árbol y rellenarlo con más tierra.

¡No olvides el plato con agua! Recuerda que no es un pino de Navidad plástico.

Ya estás preparado para tener el árbol perfecto y que no le tenga nada que envidiar a los otros. Lo único que debes de hacer es no dejar de regarlo para mantenerlo siempre fresco.

Deja un comentario