Inicio Como saber ¿Odias tu trabajo? 8 razones por las que debes renunciar

¿Odias tu trabajo? 8 razones por las que debes renunciar

172
2
Compartir
¿Odias tu trabajo? 9 razones por las que debes renunciar

Muchas veces, en tu trabajo, sentirás que atraviesas días malos; puede que sientas que tu jefe está fastidioso, o que algún compañero de trabajo se siente como una piedra en el zapato. Es normal. Pero el real problema es cuando no puedes diferenciar si estás atravesando solo una etapa, o si esto se está convirtiendo en algo serio. Necesitas averiguar si ya llegó la hora de renunciar.

Cómo saber si debes renunciar a tu trabajo

1. ¿Todavía te apasiona?

Si la inspiración se ha ido, y te sientes aburrido constantemente, llegó el momento de renunciar. Si la emoción que sentías cada mañana porque sabías que llegarías a hacer lo que te gusta desapareció, puede que este trabajo ya no sea para ti.

2. Cada día piensas en la renuncia

Cuando alguien está colmado de todo lo que su trabajo implica, promete constantemente que va a renunciar. "Hoy definitivamente renuncio, no puedo más", habrán dicho innumerables veces a sus compañeros. Si tienes ese pensamiento ahí, latente, manifiéstalo. Comienza a buscar otras opciones de trabajo, y averigua qué empresa se adapta más a tus requerimientos; una vez que tengas todo preparado, puedes, finalmente, renunciar.

3. Desencajas en tu entorno

Muchas veces, el trabajo simplemente no es malo. Incluso puedes tolerar a tus compañeros, a tu jefe. Pero existen casos en que tu equipo de trabajo y las políticas de la empresa, no concuerdan con tu personalidad, tu ética y tus valores. Si realmente no hay forma alguna en la que puedas encajar con la empresa, es mejor que te vayas de ahí.

4. Sientes desinterés por lo que ofrece tu empresa

Sin tomar en cuenta la paga o el cariño a tus compañeros, ¿te interesa los productos o servicios que ofrece la empresa a los clientes? Si te es complicado involucrarte con lo que se vende, difícilmente tendrás éxito trabajando ahí. Las empresas prefieren tener empleados que se identifiquen con ella, que defiendan a su marca. Para la compañía, no es justo que tu desinterés se convierta en falta de apoyo.

5. Tu jefe es un "Miranda Priestly"

Si alguna vez has visto la película "El diablo viste a la moda", entenderás a qué nos referimos con esto. Miranda Priestly, es una jefa soberbia, intensa y despectiva. Sus empleados le temen, y viven en función a sus necesidades, por ese miedo incontrolable que le tienen. No necesitas lidiar con alguien así; todo empleado merece respeto y reconocimiento. Te recomendamos comenzar a buscar otras oportunidades.

6. No estás dando el 100%

Puede que no estés aprovechando tus capacidades al máximo; y es probable que tu trabajo, tenga menor calidad de la que debería, porque simplemente no sientes pasión por lo que haces.

7. Te sientes infeliz

Es normal que el trabajo genere un poco de estrés; pero cuando esto se comienza a transformar en ansiedad e infelicidad, un problema se avecina. Seguramente cuando estás trabajando, lo único que esperas es llegar a tu casa a dormir; no disfrutas estar en tu área laboral, y eso no debería estar pasando.

8. La empresa ignora tu esfuerzo

Si la compañía en donde trabajas no aprovecha tus capacidades y todo lo que debes ofrecer, esto puede resultar como un duro golpe hacia tu profesión. Puede que asciendan a muchos empleados, menos a ti; y te sentirás menospreciado, como si no sirvieras para mucho. No desperdicies tu potencial allí, y consigue un trabajo en donde te valoren y respeten. Es hora de renunciar.

Ver también: Como empleado, evita decirle estas frases a tu jefe

2 Comentarios

Deja un comentario