Inicio Como saber ¿Cómo saber si mi fuente de información es confiable?

¿Cómo saber si mi fuente de información es confiable?

30
0
Compartir

Hoy, la tecnología nos brinda una posibilidad, casi infinita, de conocimientos. Gracias al Internet, podemos tener acceso a cualquier tema y, en todo momento. Sin embargo, debemos estar pendientes de la fuente de información a la que vayamos a recurrir.

Que existan tantos lugares de los que podamos sacar información es tanto positivo como negativo

Mucha de la información que se replica y se transmite es falsa, ya que no hay ningún tipo de organismo que se dedique a verificarla.

Por esto mismo te ofrecemos varios tips que pueden servirte, a la hora de verificar alguna fuente de información.

No te quedes con el primer resultado que aparezca en el buscador web. Solo porque sea el primero, no significa que contenga información veraz.

Existen millones de páginas que pueden ser consideradas como fuente de información

Utiliza medios de comunicación prestigiosos. No hay razón alguna para que la credibilidad y veracidad que poseen los afamados medios de comunicación se desaparezca en la web.

Apóyate en los más respetados, ya que ellos revisan la información antes de comunicarla.

¿Utilizar Wikipedia está mal?

Seamos honestos; todo lo que busques, en Wikipedia la conseguirás. Sin embargo, recuerda que es una página web algo controversial porque cualquier persona puede modificar su contenido.

Aunque existe un equipo que trabaja exhaustivamente para eliminar lo que no sea verdad. ¡Ten cuidado!

No te olvides de las bibliotecas online. Son una excelente ayuda al momento de buscar información. Si debes realizar un trabajo académico, consideramos que éstas son las mejores opciones.

La información que en ellas se comparte es gratuita, así que no te tendrás que arriesgar a visitar distintas páginas dudosas.

Otro factor muy importante que debes tomar en cuenta es la actualización del sitio (si está olvidada, es probable que no le hayan invertido mucho tiempo).

Verificar la veracidad de tu fuente de información te ahorrará muchos problemas

También fíjate en los autores del material (preferiblemente que sea un profesional calificado sobre el tema) y referencias que hayan sido utilizadas para la creación de esa página.

¡Recuerda la importancia de verificar tu fuente de información antes de reenviar o cuestionar lo que leas!

Deja un comentario