Inicio Blog Renacer tras el dolor

Renacer tras el dolor

1187
0
Compartir

 

A través de nuestra mensajería nos llegó una carta anónima de una madre muy preocupada pues su hija de 17 años fue ultrajada hace seis meses y le gustaría saber cómo puede ser tratada.

La familia vive en Barinas y la joven se había ido a Barquisimeto a estudiar. Ella, convivía en una residencia con otras jóvenes y un día saliendo de la universidad un hombre la siguió y la atacó.

Su familia la buscó y la llevó de vuelta a Barinas y el tema no se ha vuelto a tocar, pero ven que la muchacha está diferente, muy triste y retraida. 

Con nosotros estuvo conversando el Dr. Roberto de Vries, psiquiatra, sexólogo y comunicador social experto en imagen y poder. El Dr. de Vries comenzó diciendo que hay que tener en cuenta que este tipo de caso, aunque muy dramático, es muy corriente, y es importante que estas personas sean vistas por un especialista en conducta, un psicólogo, psiquiatra o sexólogo, para que logren retomar sus vidas y saquen experiencias positivas. 

No hablar del tema es agravarlo, y genera un trauma a posterior, por eso es necesario buscar ayuda y saber con quién hablarlo y cómo hablarlo. Lo fundamental es dar ese apoyo psicoterapéutico necesario, tanto a la víctima como a la familia. 

Según de Vries, es necesario ver el evento  desde el punto de vista de la resiliencia, que es la capacidad de sobreponerse a un evento traumático. Esta, tiene tres elementos fundamentales como son el  haber podido soportar la experiencia, pues en este caso ella pudo haber muerto o quedar con lesiones graves; segundo fortalecerse, no debilitarse ante los inconvenientes; el tercero es evolucionar como ser humano para evitar resentirse.

Cuando tenemos experiencias duras en la vida se presentan oportunidades para reinventarse y renacer a través de la experiencia. Después, a futuro, se puede ver como un gran aprendizaje, que se ha crecido porque de lo negativo se ha obtenido algo positivo.

Después de una violación, se debe descartar un shock post-traumático que surge cuando las expectativas se rompen; ese shock tendrá muchos síntomas como puede ser una depresión que conlleva varias etapas como una negación, luego una negociación interna para tratar de restablecerse y luego se cae en la etapa depresiva con aislamiento o silencio, y por último la aceptación real de la situación. La persona afectada debe acudir a terapia y hablar de su caso idealmente, en grupos de ayuda. La familia también debe ser trabajada.

El Dr. Roberto De Vries puede ser ubicado a través de @doctordevries y en su página de Facebook: Roberto De Vries.


 

Deja un comentario