Inicio Blog Reconectando con la misión de TOMS

Reconectando con la misión de TOMS

2936
2
Compartir

Blake Mycoskie, creador y fundador de TOMS, decidió contar su historia. En una entrevista que le dio a la revista de Harvard Business Review habló sobre la forma en que tuvo sacar a su empresa del estancamiento en el que se encontraba cuando la falta de motivación de sus empleados y la pérdida de su objetivo social se juntaron. Decidió tomarse un tiempo sabático con su esposa y volvió a su ciudad natal, Austin Texas, donde el cambio comenzó a surgir. 

Dentro de su proceso de reflexión, una vez que volvió a su ciudad de origen, revivió interesantes historias que lo llevaron a formar TOMS.

Le cuenta a la revista: "Cuando hice un viaje a Buenos Aires conocí a una mujer que trabaja en una organización sin fines de lucro llevando zapatos a los niños en situación de pobreza en zonas rurales. Un día ella me pidió que la acompañara y la experiencia fue increíble, definitivamente cambió mi vida. Allí conocí a dos hermanos, uno de 10 y otro de 12 años que sólo tenía un par de zapatos (de adulto) y se los turnaban para poder ir al colegio, ya que allí les exigían ir calzados. Cuando le entregué los zapatos a sus hijos, que de hecho eran de su talla, la madre de los pequeños rompió en llanto. No podía creer como un acto tan pequeño podía tener un impacto tan grande en la vida de alguien. Entonces decidí hacer algo más y comenzar una compañía de compra uno y da uno. Primero lo llamé ‘Shoes for tomorrow’, luego para acortarlo ‘Tomorrow’s shoes’, y finalmente TOMS".

Él y su instructor de polo hicieron una versión más moderna de las alpargatas, reunieron a un grupo de amigos que les encantó el proyecto y se lanzaron a la aventura. Su objetivo era vender 250 pares de alpargatas y así lo hizo. Su proyecto fue tan exitoso que, al cabo de un tiempo, actrices de gran reputación en Hollywood usaban TOMS.

Pero no todo fue color de rosa. Mientras más éxito tenía la idea, más problemas presentaba la compañía. Se estaban enfocando más en vender zapatos que en su propósito social. Durante su sabático se dio cuenta que su misión era clara: volver a reconectar con la misión de TOMS. Pero ese camino no fue tan sencillo.

La evaluación interna y externa que tuvo que hacerse el empresario fue muy grande. Se tuvo que cuestionar todo.

Mycoskie le cuenta a la HBR que para lograr esta reconexión debía volver al concepto primario de su idea. TOMS no había sido concebida como la idea de vender zapatos y ganar dinero por ello. Se había creado bajo la firme convicción de que esta venta beneficiaría a muchísimas personas en necesidad. El problema es que se habían enfocado en qué vender y cómo venderlo en vez del porqué.

El fundador de la reconocida empresa recuerda que hubo una situación que cambió radicalmente todo. Dijo que conoció a un hombre cuyo hijo usaba también los negocios para mejorar la vida de las otras personas. Scott Ford tenia un café en Ruanda donde ayudaba a las comunidades con el agua, ya que para la preparación del café es fundamental el vital líquido. 

En ese momento decide que debe agregar nuevos productos a TOMS con los cuales pudiera ayudar a las demás personas y así, volver a conectarse con la misión principal de su empresa: ayudar a las personas más necesitadas. Allí es cuando surge la idea de hacer café. Por cada café comprado, TOMS daría una semana de agua a gente en necesidad.

Y así, se dio cuenta que su misión personal era crear la empresa más influenciadora e inspiradora del mundo, y en eso se enfocó. Luego del café vinieron otros proyectos como bolsos y morrales con fines sociales. Han pasado 10 años del inicio de esta historia, veremos qué más tiene TOMS para ofrecer. 

Reflexionando sobre esta historia, se nos ocurren ciertas interrogantes que todo empresario debería tener presente al manejar una empresa:

  • ¿Están sus empleados en sintonía con la visión de la empresa?
  • ¿Puede el enfocarse en el propósito de una empresa cambiar la forma de trabajar y el clima organizacional?
  • ¿Debe un empresario revisar con regularidad cómo está siendo percibida y se pone en práctica la ventaja competitiva de su empresa?

¿Te has hecho estas preguntas antes? Si la respuesta es sí, es probable que sea hora de reconectarte con tu misión.

Si quieres leer la entrevista completa entra en HBR

2 Comentarios

Deja un comentario