Inicio Blog Evitar que te duelan los pies al usar tacones altos

Evitar que te duelan los pies al usar tacones altos

4508
0
Compartir

 

A todas las mujeres les apasionan los zapatos de tacón alto, pero no todas tenemos la habilidad de Carrie Bradshaw en Sex and the City para perseguir taxis, hombres e incluso perros con tacones de más de 10 centímetros.  Por no hablar del dolor de pies y de los problemas que los tacones altos causan, como por ejemplo, juanetes, callos y las doloras ampollas.

1.            Bien ajustados: si un zapato hace que el pie te resbale hacia delante provocará que el dedo gordo aguante mucha presión, este se resentirá y lo más seguro es que te termine saliendo una ampolla. Para que esto no te pase, a la hora de probarte el zapato asegúrate de que se ajusta bien a tu pie. Si se trata de sandalias lo mejor es que vayan sujetas al tobillo, así evitarás que tu pie se deslice.

2.            Plantillas de silicona: las plantillas son otro elemento que pueden ayudarte a evitar el dolor. Existen de muchas formas y de muchos tipos. Por ejemplo, si te suelen doler las almohadillas, o te has comprado unos tacones demasiado altos a los que no estás acostumbrada, unas plantillas para las almohadillas te ayudarán a absorber la presión en la zona.

3.            Evita callos y los juanetes: llevar zapatos abiertos en la punta, aliviarán la presión en la zona ya que tus dedos quedan al aire libre, evitando la aparición de callos y juanetes.  Si ya los tienes y te resultan molestos, consulta a tu podólogo, recuerda que él es el experto y la persona que mejores consejos te puede dar.

4.            Tacón ancho: los tacones anchos son muy recomendables. Si vas a tener un día largo o vas a tener que estar mucho tiempo de pie, éste tipo de calzado te proporcionará más estabilidad, y por tanto, el peso de tu cuerpo quedará repartido en una mayor superficie. Fíjate en inclinación del tacón, cuanto más suave sea, el arco de tu pie estará más cómodo y por tanto más aliviado.

5.            Las rozaduras: si ves que puede salirte una ampolla, siempre es mejor prevenir que lamentar. Colócate unas curitas bien antes de salir de casa. Otra opción, es ponerte un poco de vaselina en la zona de roce y si el modelo te lo permite unos finos calcetines de algodón también pueden ser tu aliado perfecto.

6.            Las ampollas: una ampolla nunca se debe explotar. El líquido que se forma dentro, no es otra cosa que una protección que segrega nuestro cuerpo para que la curación se lleve a cabo lo más rápido posible. Cuando llegue el momento oportuno terminará curándose por sí sola.

7.            Evitar acortamiento del tendón de Aquiles: Llevar de manera habitual zapatos de tacón puede causar acortamiento del tendón de Aquiles , lo que causa dolor cuando llevas zapato de poco tacón o incluso imposibilidad de caminar descalza. Para evitarlo, realiza estiramientos de las pantorrillas, igual que hacen los corredores. Si tienes problemas de callos o juanetes, consulta al podólogo, él te los podrá quitar y corregir el problema que los está causando.

 

 

 

Deja un comentario