Inicio Blog ¿Es la depresión un efecto secundario de los cigarrillos? #Infografia

¿Es la depresión un efecto secundario de los cigarrillos? #Infografia

1402
1
Compartir

El fumar cigarrillos es, para muchos, uno de los vicios más peligrosos y difíciles de superar que existen hoy en día. Pero, aparte de las desventajas que vienen con el hábito, ¿también es posible que te generen depresión?

Según una infografía realizada por PHC Treatment, las personas con depresión tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes, al igual que tienden a tener una mala dieta, falta de ejercicio y fuman constantemente.

Los adultos que sufren de depresión tienden a ser fumadores constantes en comparación a aquellos sin depresión, de hecho, el 50% de los hombres con depresión entre los 40 y 54 años son fumadores, en cuando a las mujeres, un 43% son fumadoras. Por otro lado, los adultos sin depresión suelen fumar mucho menos que su contra parte, los hombres siendo un 26% y las mujeres un 22%.

Es posible que las estadísticas anteriores sean casualidad, pero lo que no es casualidad es que el porcentaje de adultos que son fumadores aumentó mientras aumentaba la gravedad de la depresión que sufrían. Incluso los adultos con leves síntomas de depresión son más propensos a fumar que los demás.

Adicionalmente, aquellos adultos con depresión que eran fumadores, son mucho más propensos a ser fumadores pesados. Un poco más de la mitad de los fumadores con depresión fumaban su primer cigarrillo cinco minutos después de levantarse, mientras que esto sólo lo hacían el 30% de los que no sufrían de depresión, adicionalmente, consumían casi el doble que los fumadores sin depresión (más de dos cajas diarias).

Lo peor del caso, es que a aquellos fumadores que sufren de depresión se les hace muchísimo más difícil dejar el cigarrillo, en comparación a aquellos que no sufren de depresión. Entre los fumadores que oscilan entre los 20 y 39 años, 17% que sufría de depresión dejó el cigarrillo, mientras que un 36% de los que no sufrían de depresión dejaron el cigarrillo.

Casi la mitad de los adultos menores a 55 años con depresión son fumadores, mientras que sólo un cuarto de las personas en esta edad sin depresión son fumadores. Se ha comprobado que hay una causa y efecto en la relación entre el fumar y la depresión, en la cual el fumar cigarrillos aumenta los riesgos de sufrir de depresión. Se cree que esto es debido a que la nicotina genera cambios en la actividad neurotransmisora en el cerebro, causando un mayor peligro de depresión.

Los fumadores suelen sentirse mejor luego de fumar, pero sólo cuando llevan un tiempo sin fumar. También se presenta un alivio a humores negativos gracias a fumar, pero depende de la situación en vez de cuánto hayan fumado. Varios estudios han revelado que las personas con depresión pueden dejar fumar con ciertos tratamientos psicológicos intensivos, volviéndolos abstinentes al cigarrillo.

Sea cual sea el porcentaje de influencia, esto sólo comprueba que el cigarrillo no tiene nada bueno que ofrecer.

(Información extraída de: http://infographicjournal.com/the-link-between-smoking-depression/)

1 Comentario

Deja un comentario