Inicio Blog De Madrastra a Hada Madrina

De Madrastra a Hada Madrina

4986
24
Compartir

Escrito por Adela González:

“Nunca me he considerado una madrastra, pienso que ese término aplica sólo cuando falta una madre y otra debe ocupar su lugar, ese no ha sido mi caso. Sin embargo, la vida me llevó a convertirme en “madrastra”, pues, cuando conocí a mi actual esposo, él ya tenía un hijo.

Yo era una "chamita" de 21 años. Mi esposo es 6 años mayor que yo, pero en ese tiempo, a mi me parecía "vieeeeejooooo". Solia decirle a mis amigas "Imagínate, hasta tiene un hijo de 3 años!". Por ese motivo al principio yo no daba ni un centavo por lo que comenzaba a ser nuestra relación. Pero así como reza la canción de Mecano, "La Fuerza del Destino", empezamos a salir y después de 2 meses, conocí a su hijo.

Todo comienzo, todo cambio, genera incertidumbre, ideas encontradas y situaciones incómodas. Al principio todo fue muy difícil, su hijo siempre se mostraba receloso, era muy pequeñito, pero creo que sentía de alguna manera que yo ocuparía el lugar de su mamá o algo asi. Poco a poco fui ganándome su confianza demostrándole que el amor de su papá era incondicional hacia él y que yo no le quitaría la oportunidad de compartir momentos especiales a su lado y acercándome con juegos y atenciones especiales que me permitieron ir ganando su confianza y su amor. Creo que esa fue una buena jugada de mi parte, de una manera muy sutil le hice ver que podía confiar en mí, que yo venía en son de paz y que no pretendía algo más allá que el querer a su papá y algun dia, tal vez formar una familia de la que èl también formaría parte.

A medida que iba pasando el tiempo, su hijo compartía mas instantes conmigo. Comenzó a irse de viaje con nosotros, a pasar más tiempo juntos, varias veces fue necesario llamar su atención por alguna travesura de niño y no faltó el típico "tu no eres mi mamá", lo cual debo confesar que me dolía profundamente. Si bien no soy su mamá, ya lo comenzaba a considerar como un hijo y me sentía en el deber de poder educarle o enseñarle ciertas cosas. De todos modos, eso no impidió que nuestros lazos comenzaran a estrecharse cada día más.

Llegaron las navidades y su presencia en casa de mis padres trajo nuevas tradiciones al 24 de diciembre. Mi familia lo incorporó como un nieto, primo o sobrino más, y buscando su bienestar, aprendimos algunas de las tradiciones que él tenia con su familia. Mi mamá tiene el honor de contar con el privilegio de haber cocinado las únicas hallacas que él se come con todo y aceituna, cosa que no hacen todavía algunos de sus otros nietos en casa.

Pasó un poco más el tiempo y mi esposo finalmente pidió mi mano. Cabe destacar que lo hizo en un momento mágico, luego de sobrevivir a una batalla, cómo todo un caballero medieval. (Ojo, fue la mejor manera de adornar el hecho de que me dijo "cásate conmigo" en la camilla de emergencias de un ambulatorio con una úlcera haciendo de las suyas jajaja). Para mí fue una sorpresa, porque cómo dije antes, no apostaba mucho por nuestra relación, teníamos una especie de acuerdo que rezaba algo así como "viviremos un día a la vez a ver qué pasa". Mi respuesta luego del "si" fue " tenemos que hablar con tu hijo, si él me acepta, lo hacemos" Y así, su hijo nos dió su bendición y nos casamos.

Primero nos casamos por el civil y un año más tarde decidimos hacerlo por la iglesia. Su hijo no sólo llevó nuestros anillos, sino que además decidió vestirse igual que su papá porque "él también estaba casándose conmigo". Aunque suene loco, verdaderamente mi compromiso es con él. Mi amor por su papá no tiene límites y nos encargamos de enriquecerlo cada día, pero él no vive con nosotros, cuenta con una familia materna numerosa y bella, además, tiene una madre maravillosa a la que respeto muchísimo. Por eso el compromiso es con él, porque quiero que siempre se sienta en casa, porque quiero que sepa que cuando està con nosotros, nuestra familia se fortalece.

Yo no estoy muy segura si él tiene idea de lo mucho que significa para mi. Pero él me enseñó,sin saberlo, el verdadero significado de amor maternal cuando vi por primera vez a su papá llorando por estar lejos de él. Cuando lo vi aceptar el reto de rehacer su vida y otorgarme el privilegio de ser yo la elegida para ello, comprendi que dejaba de ser la “chamita” que solo era tía, hermanita o novia y asumí el compromiso de ser esposa y madre o “madrastra”.

Poco a poco las tímidas sonrisas de él, sus cálidos abrazos, sus dibujos que atesoro, sus "tu no eres mi mamá" o "quiero que venga sólo mi papá" me fueron enseñando eso, lo que significa ser madre. La responsabilidad que conlleva y lo que realmente quería ser de ese momento en adelante: Ser mamá. Pudiera decir que mi mamá me explicó la teoría, mis 8 sobrinos fueron mis pasantias y él fue mi tesis. Todavía sigo estudiando y aprendiendo, hace 8 años fui madre de mi primera hija y hace 4 tuve la segunda, soy la afortunada madre de 2 princesas de 8 y 4 años y "madre de amor" de un "Pequeño Gigante " de 17 que me impulsó a convertirme en un ser mejor. Él me mostró que el tamaño del corazón es infinito y que el amor llega a tu vida de las maneras mas inesperadas.

Hoy por hoy puedo decir que de "novia de mi papa" pasé a "madrastra" luego a "lita", que es diminutivo de mi nombre. Actualmente mi mejor regalo fue que me eligió para ser su madrina de confirmación, así que sin darme cuenta he pasado de “madrastra” a “hada madrina” y todo ha valido la pena porque él fortalece nuestro amor y engrandece mi familia."

Adela fue la ganadora de una cena para dos personas en el Restaurant Alto, una botella de vino Concha y Toro y un obsequio del colectivo Krearte. Felicidades!

24 Comentarios

  1. Excelente relato!! Ojalá muchas madrastras y padrastros pensaran y actuaran como tú, es muy importante fortalecer esos lazos!! un abrazo prima, para mi, ya ganaste 🙂

  2. Felicitaciones, mi bella y querida sobrina, tu sentimiento Maternal unido al de Hada Madrina hacen de este relato un "Ejemplo de Vida". Dios te Bendiga.

  3. Mi familia siempre dando muestras de enormes valores y de amor incondicional, felicitaciones prima Adelita G González G por el articulo y por tu bella familia. Un Abrazote!!

  4. Guaoo hermanita, que hermosa historia. Me ha tocado vivirla paso a paso y es una verdad absoluta todo lo que cuentas, esa persona de tu cuento es un chamo encantador y por supuesto que lo querremos siempre como uno más de la familia.

  5. Me encanta tu relato es bellisimo te felicito y comparto y apoyo tu transformación de madratra a Hada Madrina, te quiero mucho un beso

    • Que bueno que tuviste premios por estas reflexiones, te lo mereces, te uiero mucho Dios te Bendiga, te acompañe, te proteja te cuide y te siga haciendo una mujer de bien, madre ejemplar

    • Gracias a todos mis amigos que votaron por las reflexiones de mi hija Adelita, de Madrasta a Hada Madrina, un fuerte e infinito abrazo a todos

  6. Hola! soy amiga de Carmen Alicia Gonzalez y exalumna de tu mami Adela González… me encantó tu relato… es una historia hermosa que tiene bien merecido ese primer lugar… me conmovió mucho! disfruta tu cena y tus regalos! bravo!

Deja un comentario