Inicio Blog 7 pasos para sobrevivir los primeros 3 meses de tu bebé

7 pasos para sobrevivir los primeros 3 meses de tu bebé

1790
4
Compartir

[mp3t play="Play" track="[email protected]3"]

 

Has sobrevivido a los nueve meses de embarazo, superado los nervios del parto y del nacimiento del primer bebé, ahora toca volver a casa… ese es el preciso momento en el que te das cuenta de que no tienes idea de lo que tienes que hacer ni por donde comenzar. A continuación te daremos estos 7 pasos para sobrevivir a este momento.

1.     Busca ayuda: toda ayuda con experiencia en el cuidado de un recién nacido es bienvenida, asesorate y busca buenos consejos sobre como cargar al bebé, alimentarlo, cambiarlo e incluso calmarlo cuando llora. Eso sí, trata de aprender y no delegar ya que el ayudante no durará eternamente y eres tú quien se deberá hacer cargo del bebé.

2.     Sigue tu instinto: si bien debes aceptar los consejos que te den, algo dentro de ti te dirá que es lo que tu bebé necesita. Existe una conexión entre tú y tu bebé que te permitirá comprender sus necesidades. Si tu instinto dice que tu bebé tiene hambre a pesar de que recién terminas de amamantarlo hazle caso.

3.     Cuando puedas duerme: tu bebé realizará muchas pequeñas siestas a lo largo del día, aprovecha todas las oportunidades que tengas para dormir también. Seguramente habrá ropa por lavar y planchar pero trata de ignorar todos los pendientes y trata de dormir.

4.     El arte de amamantar: aprende todo lo que puedas sobre la lactancia materna y las posiciones para amantar. En los primeros días tu ocupación casi exclusiva será darle de comer a tu pequeño ya que no deberían pasar mas de 2 o 3 horas entre cada toma.

5.     Aprende a higienizar a tu bebé: una de las tareas fundamentales del cuidado del bebé es el cambio de pañales, deberás hacerlo entre 8 y 10 veces al día durante los primeros meses, así que si no sabes hacerlo en breve te convertirás en una experta. Deberás también aprender a cuidar el cordón umbilical de tu bebé y limpiarlo con alcohol cada vez que lo cambias.

6.     Recrea las sensaciones del vientre materno: el nacimiento es un paso enorme para un bebé. Desde un ambiente cálido y oscuro y sin gravedad, donde todas sus necesidades sean satisfechas, los sonidos son amortiguados, y los latidos de mamá lo arrullan para dormir, es expulsado abruptamente a un mundo frío, donde los sonidos son fuertes la luz es muy intensa y se siente desprotegido. Ayuda a tu bebé a hacer menos abrupta esta transición, mantén las luces tenues, controla los ruidos, envuelve a tu bebé y mantenlo cerca de tu corazón para que no se sienta solo.

7.     Aprende a interpretar a tu bebé: él está completamente indefenso, su única forma de comunicarse es llorando. Los expertos sostienen en que no es posible malcriar a un recién nacido y tu debes generar esa sensación de confianza en que tú lo cuidarás. Por lo tanto si el bebé llora acude inmediatamente a consolarlo, esto permitirá que aprenda a que puede contar contigo cuando te necesite, le dará seguridad y ayudará a formar su autoestima.

Fuente: www.bebesencamino.com

4 Comentarios

Deja un comentario