Inicio Blog 10 Acciones para defenderse de la desesperanza

10 Acciones para defenderse de la desesperanza

888
0
Compartir
A lo largo de estos últimos años, se han hecho más frecuentes los momentos difíciles y dolorosos que están afectando a nuestra sociedad. Así, por ejemplo, hemos recibido con horror noticias acerca de la pérdida de muchas vidas por falta de medicinas y/o alimentos; a causa de la violencia y  de la delincuencia.
Seguramente, tales noticias nos han generado profunda tristeza y la sensación de que ya no podemos hacer nada para reorientar a nuestro país hacia un mejor futuro. Es lógico que en momentos así, experimentemos cansancio, desánimo y abatimiento. Hemos sido expuestos, por mucho tiempo,  a una gran presión psicológica y emocional. Sin embargo, no podemos dejarnos vencer por el pesimismo y la desesperanza. Recordemos que contamos con una población decidida a defender sus derechos, encabezada por valientes jóvenes que son ejemplo para todos.
Pero, ¿cómo podemos protegernos de la desesperanza y del pesimismo?
Una excelente manera es poner en práctica las valiosas recomendaciones que ha ofrecido Mary Carmen Rivas, Psicólogo Clínico de la Universidad Central de Venezuela. A continuación, las reproducimos.

Defiéndete de la desesperanza en 10 acciones

 

 

 1. No se aisle!

Busque mantener el contacto permanente con sus pares, con aquellos que piensan como usted, sueñan lo mismo que usted,disfrutan lo mismo que Ud. Esto nos ayuda al desahogo,distensión emocional y a compartir ideas para salir de la crisis.

2.Dedique un poco de su tiempo al cuidado de su cuerpo y de su salud.

Respete en la medida de sus posibilidades sus horas de comida y de sueño.

3. Evite el uso de lenguaje fatalista palabras de desaliento,desesperanza, de odio,de guerra,de muerte...

Estas infunden malestar, parálisis, desasosiego, angustia, desmotivación y toda suerte de emociones y sentimientos que nos restan fuerza y creatividad.

4.Combata la percepción parcial negativa que es ese hábito de enfocar siempre en lo que falta, en lo malo.

Haga el ejercicio consciente de buscar las cosas buenas que ocurren en su entorno pero que la angustia le ha impedido ver porque usted está siempre  atento a las amenazas.

5. Evite a los "desinfladores de sueños", esa gente que tiene un problema para cada solución que usted propone.

No se entretenga en los gestos y discursos políticos los cuales tienen que ver más con la intención de neutralizarlo a usted que con los hechos reales.

6. Filtre la información que recibe, no se haga eco de rumores,

Ya que cuando lo hace, usted deja de usar su sentido común y pierde el interés en la comprensión y la lógica de las cosas que vive, convirtiéndose en un peón del juego fatalista.

7. Evite sobre exponerse a escenarios angustiosos

Saque tiempo para momentos de ocio, de recreación, para la conexión con la espiritualidad, para el romance, la sexualidad, la risa, el humor, el entretenimiento.

8. Haga un inventario de los talentos que usted tiene como  de sus recursos personales, y decida cuántos puede poner al servicio de una solución a los problemas colectivos.

9. Haga pequeños ayunos o retiros de refrescamiento emocional apartándose de las problemáticas cotidianas para dedicarse a alguna actividad que le apasione.

10. Tema menos al futuro y ponga más coraje en el presente recuerde que el mundo no se acaba prácticamente ninguna de las veces que uno dice "esto es lo último"

"Estamos en un momento difícil pero también en el de mayores oportunidades, porque ahora somos muchos y somos más!!! No se confunda, porque unos pocos se muestren egóicos, personalistas o individualistas, no significa que esa es la actitud de todos. Los grupos humanos tienen sus procesos naturales de decantación o purificación y van expulsando tarde o temprano de su seno a los que no suman. ENFOQUÉMONOS 100% en nuestro objetivo, con el 100% de nuestra energía, 100% de nuestro potencial y  100% de nuestro entusiasmo. Eso es EXCELENCIA. Lo demás vendrá como consecuencia!"
Lic. Mary Carmen Rivas (Psicólogo Clínico/UCV)
 
Queridos jóvenes, el país les pertenece porque el futuro les pertenece. Tienen en sus familias, sus mejores aliados; para juntos, alcanzar sus sueños de paz y libertad.

Deja un comentario